Suscribirse

Las elecciones andaluzas dejan un nuevo panorama político en la comunidad con la pérdida significativa de escaños del PESOE y la entrada en el parlamento de Vox.

En las elecciones andaluzas, el PSOE ha conseguido 33 escaños, lo que supone una pérdida de 14 respecto a las anteriores elecciones, PP ha logrado 26, con una pérdida de 7, Ciudadanos ha conseguido 21, con lo que ha ganado 12, Adelante Andalucía tendrá 17 y Vox, partido de ultraderecha, entra por primera vez en el parlamento andaluz con 12 diputados.

El panorama político que se presenta pone de manifiesto que el PSOE, a pesar de que es la fuerza política más votada, ha sufrido un grave descalabro que hace muy difícil que su candidata, Susana Díaz, pueda seguir siendo presidenta de la comunidad.

Por su parte, el PP, cuya pérdida de escaños también ha sido significativa, considera que tiene posibilidades de gobernar con el apoyo de Ciudadanos y Vox. Aunque Ciudadanos considera que es su candidato el que debe ser el nuevo presidente de la comunidad por ser la fuerza política que más ha crecido.

Adelante Andalucía, fuerza política vinculada a Podemos, y que se presentaba unida a Izquierda Unida, no ha tenido un buen resultado quizá porque se la ha visto muy vinculada a su líder nacional, Pablo Iglesias, cuya política con relación a los independentistas catalanes y los migrantes no parece que haya sido vista con buenos ojos en Andalucía.

Por su parte, la entrada de Vox con 12 diputados en el parlamento andaluz, quizá sea consecuencia, no tanto de los casos de corrupción, que afectan tanto al PP como al PSOE, como a la política nacional sobre los migrantes y la forma de afrontar el problema que plantean al conjunto de la nación los independentistas y supremacistas catalanes.

Diseñado por:
Jaitek