Suscribirse

Blogs

Blogs
Jueves 12 de Febrero de 2015 10:22

CUERDAS Y CINTA AISLANTE

por Juan Pedro Escanilla

Es inminente, si no se ha producido ya, el estreno de la película “Fifty shades of grey”, basada en la novela homónima (2011) de E. L. James (Erika Leonard) a quien se atribuye la creación del llamado “porno para mamás”. Es una expresión que me parece exagerada. No leí la novela, aunque la empecé, porque a la tercera página decidí que lo light no es lo mío y que en realidad no era más que una novela cursi, de las que antes se llamaban románticas, adornada con un poco de picante. Así que dejémoslo en que la Señora Leonard ha encontrado su propio momio aggiornando el género, algo que falta hacía porque, ahora que no hay una sola película sin escena de sexo ni serie televisiva en la que los protagonistas no encadenen palabrota tras palabrota, a nadie le entusiasman las frases ñoñas.
Siempre me interesé por los relatos subidos de tono. Clandestinamente al principio claro, porque a aquellas edades y con aquel ambiente, en el que una mirada de reojo al escaparate de una corsetería te costaba una buena colleja, los colegas del cole nos limitábamos a buscar en el diccionario las palabras más gruesas que conocíamos y a sorprendernos con sus asépticas, precisas y absolutamente inútiles, definiciones.
A escondidas también o casi, me atreví con novelas de las que en casa se comentaba que “eran muy fuertes”, cómo “la tía Tula” (1921) de Unamuno, con las consiguientes decepciones no tanto por la prosa y el estilo, que no estaba en edad de apreciar, sino porque el contenido no era el que yo me esperaba. Recuerdo que incluso me tragué un ladrillo de Ibsen (1828-1906) en el que lo más fuerte que se decía, eso si, varias veces, es que uno de los protagonistas había tenido de joven una vida muy disoluta. Supongo que en las heladas noches invernales de Oslo, las ideas evocadas por esta frase debían ser muy reconfortantes pero, desde entonces, odio a los puritanos.
Por suerte, en mi entusiasmo investigador, acabé dando en casa con una colección de comedias de Aristófanes (444-385 a.c.) que mi abuelo guardaba de épocas mejores en su despacho y que, por arte de magia o la protección de la diosa Afrodita, se habían salvado de las diversas censuras del momento incluida la de mi abuela. Las realistas descripciones que entremezcla Aristófanes en sus historias burlescas son auténticas joyas. Un puntazo el griego (sin segundas).
Volviendo a lo nuestro. Parece que con motivo del estreno de “Fifty…” una cadena inglesa de tiendas de bricolaje ha previsto un incremento notable de la demanda de cuerdas y cinta aislante y no solo ha aumentado su stocks de estos productos sino que además, no sé si considerarlo una mejora extra convenio, ha repartido entre sus empleados ejemplares del libro para que puedan aconsejar a la clientela.
¿Efecto de marketing? ¿Deseo de atraer y fidelizar a una parroquia que raramente distingue un tornillo de un clavo? ¿O simplemente agradecimiento del gerente cuya mujer ha leído el libro? En todo caso es impresionante la forma en que la vida real y la imaginaria desbordan una sobre otra y se entrecruzan a través de ese espejo de Alicia que es la literatura.
En todo caso, e insisto en que no terminé la novela, me cuesta imaginar el papel de la cinta “aislante” en una relación en la que lo que todo el mundo quiere es acabar con la solución de continuidad entre moléculas propias y extrañas pero, en fin, hay variedades para todos los gustos.
Algo más claro tengo lo de la cuerda, para la que puedo imaginar múltiples usos incluido el que Vargas Llosa atribuye a los monjes tibetanos en una de sus novelas, ¿El elogio de la madrastra? (1988). Sin embargo, debo advertir a los que quieran utilizar las cuerdas para aquello a lo que están genuinamente destinadas, atar o ser atado, que les conviene, a modo de precaución y para actuar con conocimiento de causa, la lectura del libro de Stephen King, “Gerald’s Game” (1992). Si, a pesar de todo, se deciden a ir a comprarlas, no traten de explicarle a ese vendedor que disimula una sonrisa que tienen que arreglar el tendedero.
El también ha leído el libro.

 

Jueves 05 de Febrero de 2015 11:30

EUROPA II : LA TROIKA

por Juan Pedro Escanilla

Es difícil sorprenderse de que la primera reacción de Syriza tras la toma del poder en Grecia haya sido la de declarar que no quiere volver a ver a la Troika: Cuándo se escriba la crónica negra de esta interminable crisis más de un capítulo habrá que dedicarlo a esa banda de funcionarios clónicos, disfrazados del cobrador del frac con gomina, armados con tabletas de 800 euros y teléfonos a los que sólo les falta un master para ser más listo que ellos, amamantados en inglés con la idea de que si alguien es pobre es porque "algo habrá hecho", que se dedican a aterrorizar a los despreciables PIGS blandiendo su ideología del horror al déficit presupuestario y la sacralización de la deuda.

Si este ejército de ocupación llevara armas de fuego estaríamos protegidos de sus desmanes por la Convención de Ginebra pero, desgraciadamente, sólo disparan palabras, órdenes y amenazas. Convencidos de que su inclemencia será el mérito más valorado en sus futuras carreras, por donde animan ordenan y pasan si quieren pasar, que escribía Garcia Lorca. Van, implacablemente, cuadrando las cuentas y al hacerlo cierran escuelas, dejan sin autobuses a zonas rurales y sin médicos a enfermos, provocan precariedad, paro, desahucios. Y, sobre todo, dejan a toda una economía sin la capacidad de consumo e inversión necesaria para cebar la bomba y relanzarse.

Dicen los economistas de izquierda, en un intento por hacer recapacitar a los poderosos, que la austeridad ha fracasado porque ha generado pobreza y desigualdad. ¡Que ingenuidad! ¡Cómo si hubiera sido otro el objetivo! El mundo en el que iluminados como Jacques Delors construían una Comisión Europea cuyo proyecto era la convergencia entre sus diversos miembros se ha acabado. Y se ha acabado porque el fin del bloque comunista, del que todavía nos regocijamos en aniversarios puntuales, dejó al capitalismo, que hasta entonces había tenido que contemporizar con la socialdemocracia y consentir a regañadientes que un estado del bienestar se desarrollara en los países periféricos, las manos libres para destrozar todo lo que se había construido.

El sueño de una Europa, libre, cohesionada, convergente y armónica no es del gusto de todos. Y así, a golpes de tratados ultra liberales, de "soberanía de los mercados", de deslocalizaciones y de una carrera hacia la competitividad en detrimento del empleo, se está deshaciendo sistemáticamente todo lo construido en décadas de solidaridad intra - europea a base de fondos estructurales y políticas comunes. No es algo casual, ni forzado por la situación, que, con la aquiescencia beata de los mayores perjudicados por ello, se reduzca el presupuesto de las instituciones europeas. Es algo querido para que, al cabo de los años mil, las aguas vayan por donde debían ir y los del sur (no sus ricos, claro) volvamos al lugar que nos correspondía antes del utópico sueño de vivir por encima de nuestras posibilidades.

No las tengo todas conmigo con los de Syriza. Aparte del apoyo conservador, o la ausencia de mujeres en su gobierno, que son cosas graves pero que pueden ser circunstanciales, los rescoldos marxistas de mi formación universitaria me provocan siempre una cierta desconfianza ante los movimientos basados en el simple descontento sin una reflexión profunda sobre la situación en sí: El pataleo sin ideología puede tener malas consecuencias. Pero benditos sean si logran mantener la Troika fuera de las fronteras de Grecia.

Porque eso significa que, tarde o temprano, también los pondremos fuera de las nuestras.

 

El jueves día 29 de enero se celebró una sesión de la Academia en la que el académico D Francisco Ramos Fernández Torrecilla disertó sobre ¿Cómo reformar la Constitución y no morir en el intento? A lo largo de su exposición, Francisco Ramos pasó revista a los principales puntos necesitados de reforma, deteniéndose especialmente en los relacionados con el los partidos políticos y el sistema electoral así como  con el Titulo VIII y  la administración de Justicia. El conferenciante desgranó las dificultades de consenso en la génesis de la Constitución de 1978, en cuya ponencia constitucional del Senado participó, y se mostró partidario de que las principales fuerzas políticas realicen un esfuerzo para consensuar las reformas necesarias. En las páginas de administracióndigital.es puede consultarse la transcripción exacta de la conferencia.

El académico Felix Muriel realizó la contestación de la lección magistral en un exposición titulada ¿Es posible reformar la Constitución? En la que iniciando su estudio por los constituyentes norteamericanos y sus debates (Jefferson y Hamilton), se extendió en consideraciones sobre la dificultad de reformar las Constituciones españoles y la facilidad en que la historia del siglo XIX habían sido sustituidas en lugar de reformadas. De forma crítica puntualizó también aspectos de necesaria reforma y de inevitable acuerdo, dada la previsible división política española, a pesar de las actuales encuestas que parecen anunciar cambios de relevancia.

A continuación tuvo lugar una Asamblea de la Academia, en la que participaron más de setenta académicos .Se admitieron como nuevos miembros  a D. Fernando Sánchez Beato, D. Carlos Ortiz y Dª Maria de los Desamparados Navarro, cuyas candidaturas fueron votadas de forma positiva por los asistentes, tras su presentación por las académicas Dª Marta Cimas y Dª Soledad Sanz. Se  procedió en el mismo acto al cobro de las cuotas por parte del Tesorero.

Sin más asuntos que tratar tuvo lugar una cena en la que participaron más de treinta académicos y académicas.

 

Miércoles 28 de Enero de 2015 12:44

Clafoutis de chocolate y cerezas

por Ana Martínez Arce

 

Clafoutis es un clásico de la cocina francesa. En repostería o haces donuts, brownies y cupcakes o haces clásicos franceses... No había hecho nunca un Clafoutis y la verdad es que me ha sorprendido gratamente. Como uno de los "mejores amigos" de las cerezas es el chocolate, enseguida me decanté por esta opción. Lo que no tenía tan claro hace unas semanas era lo de encontrar cerezas decentes en el supermercado a estas alturas del año pero, afortunadamente, lo hice. Y si en la tarta del otro día mi cruz fue pelar las nueces, ahora ha sido deshuesar las cerezas...

 

¡Las cerezas son peores que la sangre! Fijo que mato a alguien en plan "Jack el destripador" y me mancho menos. Y lo peor es que lo sé y aun así vuelvo a las andadas cada vez que me toca deshuesarlas. Pero es que lo de los guantes no me gusta ni para fregar con agua hirviendo. Y para quien piense que con lavarse las manos vale... el morado se quitará pero ahora parece que llevo mes y medio sin lavarme porque tengo cortes, arañazos y todos los contornos de las uñas negros...

 

 

Últimamente todo me destiñe: ¡cada día aparezco de un color! Hace poco compré una falda verde larga de Zara como regalo de cumpleaños de mi hermana y, obviamente la estrené en cuanto pude: al día siguiente para ir a trabajar. Bueno, más bien el día de su cumpleaños, porque yo soy tan ansiosa que siempre le acabo dando los regalos antes de tiempo... Pero que conste que esto de estrenar regalos ajenos lo hacemos las dos, así que no estaba rompiendo ningún código de honor femenino ni nada por el estilo.

Bueno, pues el día en cuestión, a las 9 de la mañana (entro a las 7...) empecé a notar un color raro en las manos, que para las 11 y, a pesar de lavármelas unas 5 o 6 veces, era decididamente verde. En este punto pensé lo que pensaría cualquiera: madre mía, si tengo las manos así, cómo tendré las piernas o, mejor aún, el culo! Pues sí, la verdad es que me podían haber usado para asustar a los niños en Navidad, porque para cuando llegué a casa por la tarde, parecía el Grinch.

 

 

Volviendo al Clafoutis: me ha gustado mucho: tiene un sabor intenso a chocolate, pero lo mejor son las partes en las que te encuentras los trozos de cerezas jugositas...Además la casa huele a gloria mientras el invento está en el horno y se hace en nada. De hecho yo diría, como el Comidista, que es una receta para marixoxos.

 

 

 

Por cierto, el papel que sale en las fotos, en lugar de la típica fuente mona, es fruto de:

a) que no tengo esa típica fuente mona de horno para esto.

b) mi obsesión con Jamie Oliver. En casi todos sus programas de la serie  "Jamie´s 30 Minute Meals", el muchacho aparece todo emocionado con un nuevo truco para que el papel de hornear se ajuste mejor al molde de turno: lo moja, lo espachurra y lo escurre.

Así que a) me dió la excusa perfecta para probar el truco del maestro y hasta me gusta el "look rústico" que le da al Clafoutis...

 

PD. Esta es una página web que he creado con mi hermana: www.hermanasarce.com

 

 

 

 

 

 

Domingo 25 de Enero de 2015 19:56

Las Big Bands, de ayer a hoy

por Leopoldo Simó

25/01/2015

Las Big Bands, de ayer a hoy

 

Trío, cuarteto y quinteto son formaciones habituales en el jazz, quizá las más frecuentes y a las que estamos más acostumbrados ver y escuchar, pero hubo una época en que las big bands (y ya dejo de escribirlo en cursiva), las orquestas de jazz, dominaron en gran parte de los escenarios musicales que programaban jazz. Unos años en los que el coste de mantener una gran agrupación de músicos no era tan alto como ahora y en los que una big band era sinónimo de música de baile. Ya no es así, pero ahí siguen y seguirán, porque los aficionados continúan demandándolas, porque hay espacio para todos y también porque cumplen una función de formación de nuevos músicos.

 

Doy por sabido que una big band no tiene por qué estar compuesta por un número fijo de músicos, ni siquiera por determinados tipos de instrumentos, sin que puedan añadirse o suprimirse algunos otros, pero por generalizar -que a veces no es malo- diré algo sobre la estructura de una big band. Una big band suele estar formada por un número de músicos que varía generalmente entre 12 y 20 y se compone, también generalmente, de tres secciones de instrumentos: viento-metal, viento-madera y rítmicos. La sección de viento-metal la forman las trompetas y los trombones, aunque pueda añadirse algún otro, como la tuba. La sección de viento-madera suele estar compuesta por saxofones (alto, tenor y barítono, algo menos frecuente el soprano), clarinetes y flautas. Y la sección rítmica por piano, contrabajo, guitarra y batería. Y en ocasiones se añade el elemento vocal, que lo puede aportar un o una vocalista o los propios miembros de la banda.

 

Como pasa con todos los orígenes, el de las big bands no es fácil precisarlo, pues siempre se podrán encontrar antecedentes, pero digamos que nacieron con los estilos New York y Chicago (ya he escrito sobre ellos en algún otro artículo de este blog) en los años 20 del pasado siglo, con las primeras agrupaciones de este tipo entre las que destacaron las de Joe "King" Oliver y, sobre todo, de Fletcher Henderson. Aunque aquellas primeras no pasaban de los 10 ó 12 miembros.

 

 Fletcher Henderson Orchestra

Fletcher Henderson Orchestra (1926)

 

Y es a partir de finales de la década de 1920 cuando aparecen un gran número de big bands, que se consolidan en la llamada Era del Swing que llega prácticamente hasta la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Fueron muchas, sólo en Estados Unidos hubo más de 300, y no es cosa de relacionarlas (ni podría), pero algunas de las más conocidas fueron las de Benny Goodman, Glenn Miller, Artie Shaw, Lionel Hampton, Count Basie y por supuesto la de Duke Ellington. Algunas continúan aún pese a haber desaparecido sus fundadores, como la Legendary Count Basie Orchestra o la Duke Ellington Orchestra. Al ser las big bands agrupaciones muy enfocadas al espectáculo y música de baile los solos fueron perdiendo protagonismo y sin embargo tuvieron mucha importancia los arreglos orquestales. En los años 50 comienza el declive de las big bands, si bien es cierto que son varias las que se mantienen e incluso aparecen nuevas que se adaptan a los diferentes estilos que suceden al swing. Pero siempre el concepto de big band estará asociado a la era del swing, y muchas de las actuales limitan casi todo su repertorio a los temas que se compusieron en esa época.

 

Y así enlazo con el momento actual, en el que, aunque las big bands no son las protagonistas principales del jazz, siguen siendo altamente solicitadas por los clubs de jazz y salas de conciertos. Son escasos los festivales de jazz que no incluyen en su programación la actuación de alguna big band y festivales hay casi continuamente. Tan solo para el Newport Jazz Festival de 2015, el más prestigioso de cuantos se celebran en el mundo, ya hay anunciada la actuación de seis big bands, incluida la formada por los alumnos de un centro de educación musical (Massachusetts Music Educators Association). La programación de este festival, por si alguien se anima a asistir del 31 de julio al 2 de agosto, puede verse en http://www.newportjazzfest.org/ También hay muchos centros o clubs de jazz que mantienen su propia big band, como es el caso de uno de los más famosos, el Jazz at Lincoln Center, en New York, cuya orquesta dirige Wynton Marsalis, posiblemente el trompetista más conocido e influyente de la actualidad. Por su orquesta han pasado un buen número de músicos que posteriormente han saltado a la fama y creado sus propios grupos. Hay orquestas que se ajustan a un determinado estilo de jazz, como la Afro Latin Jazz Orchestra, de Arturo O'Farrill, y Estados o países que han creado las suyas, como las All State Jazz Band existentes en varios Estados USA o la Orchestre National de Jazz en Francia (de la que ya hablé en el artículo dedicado al jazz en Paris). En España, que es lo que me pilla más cerca, también hay un gran número de ellas: Sant Andreu Jazz Band, que dirige Joan Chamorro, compuesta por niños y adolescentes y sobre la que ya he escrito, Big Band Jazz Terrassa, dirigida por John Dubuclet, Orquesta Nacional de Jazz de España, creada y dirigida por Ramón Farrán, y muchas otras.

 

Pero como resultaría absurdo, además de imposible, intentar hacer una recopilación de las big band que en el mundo existen, voy a dedicar el resto del artículo a hablar de dos de ellas, como ejemplo y en representación de todas, una estadounidense y otra española, aunque el director de esta última sea también estadounidense. Se trata de Maria Schneider Orchestra y de Bob Sands Big Band.

 

Maria Schneider es una compositora, arreglista y directora de orquesta norteamericana, nacida en el Estado de Minnesota, que creó su propia orquesta de jazz en 1993, tras finalizar sus estudios de composición en la prestigiosa Eastman School of Music de la Universidad de Rochester y de haber colaborado con algunos de los más acreditados músicos de jazz de los Estados Unidos. Tiene tres premios Grammy y diez nominaciones a ellos y con su big band ha actuado en los festivales más importantes de todos los continentes, de hecho es raro el año que el Newport Jazz Festival no la incluye en su programación, y es habitual de algunos de los clubs más famosos, como el Jazz Standard o el Birdland, ambos de New York. Tiene publicados 7 discos y está preparando el octavo, cuya presentación está prevista para abril de 2015. La formación clásica de su orquesta está compuesta por 5 saxofones, 4 trompetas, 4 trombones, piano, contrabajo, guitarra y batería, más la dirección de Maria Schneider. Su orquesta, considerada por muchos como la mejor big band de la actualidad, tiene una particularidad que, entre otras razones, me ha llevado a incluirla en este post, y es que su repertorio está muy basado en composiciones y arreglos propios. Desde luego que no es la única big band que no limita sus temas a los estándares del jazz, pero en su caso estos son minoritarios frente a los temas compuestos por la propia Maria y a otros que incluye y que nos llevan a distintos mundos, como el latino.

 

MariaSchneider 

Maria Schneider

Foto y © Dani Gurgel (www.danigurgel.com.br)

 

MariaSchneiderOrchestra 

Maria Schneider Orhestra en el Montreal Jazz Festival

 

Desde la aparición de su primer disco en 1994, Evanescence, la orquesta de Maria Schneider se ha convertido en una de las más conocidas y más solicitadas en el mundo entero. En España actuó en el Festival de Jazz de Madrid en noviembre de 2005, en el Centro Cultural de la Villa, y en el de Barcelona en octubre de 2011, en el Palau de la Música. No sólo escuchar su música, sino ver a Maria dirigir su orquesta es una delicia. A veces con su gracilidad parece que bailara sobre el escenario, pero al instante demuestra una fuerza y pasión incontenibles. Como dijo un crítico tras una de sus actuaciones "el vuelo de una mariposa puede desencadenar un huracán".

 

Sin considerarla una vanguardista, Maria Schneider sí es una innovadora en su forma de componer y hasta de producir y distribuir sus discos. Fue ganadora del primer Grammy otorgado a un disco distribuido exclusivamente a través de Internet, Concert in the Garden, y ahora tiene intención de producir, editar y distribuir su nuevo proyecto, The Thompson Fields, con participación ciudadana a través de ArtistShare.

 

 

Bob Sands es un saxofonista originario de Nueva York y también formado musicalmente en la Eastman School of Music de Rochester. Tocó en las orquestas de Lionel Hampton, Dizzy Gillespie, Paquito D'Rivera y con otros grandes músicos antes de trasladarse a España en 1992 donde fijó ya su residencia. En España ha actuado con los mejores músicos de jazz y ha participado en múltiples grabaciones, al mismo tiempo que creó sus propias bandas, no sólo la big band que lleva su nombre, sino otros grupos en formato de trío, cuarteto o quinteto. En el 92 en Madrid empezó a tocar con su cuarteto que completaban Dan Rochlis (guitarra), Javier Colina (contrabajo) y Guillermo McGill (batería) y en marzo de 2000 creó su Big Band. Desde entonces su orquesta no ha dejado de actuar en conciertos, bien sola o acompañando a vocalistas de la talla de Laïka Fatien, Nicole Henry, Jamie Davis o, Tony Hadley. Es habitual ver a Bob en los escenarios de jazz españoles y principalmente de Madrid, ciudad en la que reside. Bob Sands Big Band es seguramente la big band española que más actuaciones realiza a lo largo del año. Lo he visto en varias ocasiones, con su big band o con alguna de sus otras formaciones e incluso colaborando con algún otro grupo (recuerdo una colaboración suya con Ignasi Terraza Trío y Susana Sheiman) en las salas madrileñas, Café Central, Clamores y Bogui Jazz.

 

El último concierto suyo al que he asistido ha sido en Bogui Jazz, el 23 de enero de 2015, con su big band, que, como en el caso de la de Maria Schneider, está formada por 17 músicos, 5 saxos (que también tocan clarinete y flauta), 4 trompetas y fliscornos, 4 trombones, piano, guitarra, contrabajo y batería. Bob es habitual de Bogui, donde actúa casi todos los meses, a veces habla de esta sala como de su segunda casa. En mi opinión, Bogui es una de las mejores salas de jazz que hay en España en cuanto a la programación, que es muy atractiva y dedicada exclusivamente a esta música, pero resulta algo pequeña y un poco incómoda, sobre todo si no consigues reservar asiento.

 

Bob Sands 

Bob Sands. Bogui Jazz, Madrid (23-01-2015)

 

Bob Sands Big Band 

Bob Sands Big Band. Bogui Jazz, Madrid (23-01-2015)

 

Pero por otra parte, Bogui Jazz tiene la ventaja de la proximidad, de la cercanía, de que te sientes como en casa, rodeado de un grupo de amigos con los que puedes charlar (eso sí, sin molestar la audición de las actuaciones). Precisamente allí me encontré al excelente crítico musical (aunque él prefiere el término de comentarista) Juan Claudio Cifuentes "Cifu", con el que tuve ocasión de intercambiar comentarios y opiniones. Siempre hay mucho que aprender del maestro Cifu.

 

Bob Sands Big Band tocó varios temas de los considerados estándares de jazz, como The Song Is You (Jerome Kern), Billie's Bounce (Charlie Parker), Softly, As In A Morning Sunrise (Sigmund Romberg) o Cotton Tail y Main Stem (Duke Ellington) y algunos otros más cercanos en el tiempo, de Terry Gibbs o de Doug Beach, como fue el caso de Big Cat Groove, ya casi al final y con el que Bob quiso demostrarnos su maestría con el saxo en un solo magnífico.

 

No cabe duda de que resulta meritorio, en los tiempos que corren, mantener una big band y hay que agradecérselo a quienes lo hacen, pero estoy convencido de que gracias a ellos, a cuantos músicos las forman y al público que sigue solicitándolas, las big bands seguirán proporcionándonos en el futuro los mismos buenos momentos que nos hicieron disfrutar ayer y nos están dando hoy.

 

Y me resta agradecer -lo que hago aquí y ahora- al equipo de Maria Schneider y a Bob Sands la gentileza que han tenido conmigo para facilitarme la elaboración de este artículo.

 

 

Jueves 08 de Enero de 2015 12:07

German Chocolate Cake

por Ana Martínez Arce

Últimamente me ha dado por las tartas altas y ¡cuanto más altas mejor! Lo malo es que luego hay que transportarlas y,  para que se muevan lo menos posible, acabo pinchándolas con una pajita cual cirujano. Además cuando me toca llevar una de estas tartas en coche, el gran Murphy (el único sabio que me parece sabio de verdad) entra en acción. Hasta el conductor más pacífico del mundo saca el Kimi Raikkonen (sí, lo he tenido que mirar en la Wikipedia, porque de ortografía del país de dónde sea el muchacho éste no voy muy bien) que lleva dentro y pisa baches y socavones que yo juraría que antes no había, pega frenazos para evitar atropellar a la viejecita con el bastón que, como va a lo suyo, cruza con el semáforo en rojo, etc, etc.  Eso se traduce en que yo contribuyo a que el coche parezca un carrito del parque de atracciones con mis gritos y mis malabarismos.

https://images-blogger-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/proxy?url=http%3A%2F%2F3.bp.blogspot.com%2F-5lzx2QiuYTM%2FTdg4NdIn_1I%2FAAAAAAAAAWY%2FGhb1aXaY-dM%2Fs640%2FIMG_1020.JPG&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F*

Todo esto teniendo en cuenta que solo soy capaz de transportar estas tartas porque una amiga de mi hermana fue un día a Ikea y nos compró una tartera que es del tamaño de... un fregadero. El día que la vi aparecer en casa con semejante tarterón me quedé de piedra, y eso que yo sonrío con CUALQUIER regalo, me guste o no, pero aquella tartera me dejó atónita. Ahora no sé qué haría sin ella y hasta la he bautizado: es "La madre de todas las tarteras" y se ha subido en más coches y ha visitado más casas que un cartero. Voy a coger complejo de abuelilla, todo el día con la tartera a cuestas.

 

 

 

 

 

La tarta de hoy llevaba queriendo hacerla desde que me llegó el libro "BAKED: New Frontiers in Baking", y vi este pedazo de tarta de tres pisos espectacular con un relleno atípico subida a un pedestal. Normalmente hago estas monstruosidades de tartas de dos pisos en lugar de tres y en un molde más pequeño porque haciendo la receta original salen unas tartas de 3 kilos y mi hermana me acaba echando la bronca y diciéndome que no quiere ver más tarta en casa. Claro, con 3 kilos de tarta me da para alimentar a todo el edificio, pero todavía no estoy tan mal como para ir regalando trozos de tarta de puerta en puerta. Es que realmente esto de hacer un blog de dulces tiene sus complicaciones: mi madre me dice que para no coger 10 kilos que haga lo que quiera, que ella ya lo repartirá. Pero claro, una vez que lo haces lo suyo es probarlo y, si lo pruebas, normalmente te quedas con ganas de más. Y lo suyo también es cortar un trocito para hacer una foto en la que se vea cómo queda la tarta, pero regalar una tarta a la que le falta un trozo....como que es un poco cutre...

Por eso las hago cuando puedo llevarlas a algún sitio y reducir su tamaño. Pero cuando me puse ayer a pasar de tazas a gramos la receta, la foto de la otra cara me estaba llamando y no hacía más que decirme: tres pisos, tres pisos, tres pisos, así que al final hice caso a la voz, aun sabiendo que para hacer tres bizcochos tendría que hacer dos hornadas porque mi horno es pequeñito. Hechos los tres bizcochos vuelve a entrar en juego Murphy porque recibo un mail diciendo que la barbacoa, para la que estaba haciendo la "gochada de tarta", que es como la he empezado a llamar, se ha cancelado. ¿Ahora cómo me deshago yo de semejante tartón? Porque no estoy dispuesta a ir a todos sitios con mi tartera repartiendo trocitos... Lo que está claro es que a todo el que vea hoy le cae un trozo de "tarta gocha", así que igual en el fondo, no hay mal que por bien no venga.

Esta tarta acabó siendo más alta que ancha y realmente lo que más tiempo lleva es pelar las dichosas nueces, que además te dejan las manos llenas de cortes - igual eso me pasa solo a mí que soy un poco patosa y tengo propensión a los golpes/arañazos/cortes y demás. Para que os hagáis una idea, me tropiezo hasta metiendo un pie dentro de la pierna del pantalón de la pierna contraria y de pequeña me dedicaba a romper las mangas de todas las camisetas al engancharlas en los pomos de las puertas de toda la casa, por no hablar del día que la cremallera del pantalón se me quedó enganchada de la mochila de un chico en la cafetería de la escuela... ¡De hecho estoy segura de que si intentase hacer todas esas cosas queriendo, no me saldrían!

Esta tarde he probado por fin la tarta y creo que me equivoqué al pasar de tazas a gramos con el coco rallado y eché demasiado, porque el relleno estaba demasiado denso para mi gusto, y estos bizcochos piden algo más jugoso. Además en lugar de usar leche evaporada usé nata, que había leído en un blog que era un posible sustituto de la leche evaporada, así que no sé si eso ha tenido algo que ver también en la consistencia del relleno, pero llega un punto en el que no se puede tener de todo, y ya me ha tocado comprar cosas de lo más "raras". A mi hermana le ha tocado buscar ruibarbo por TODAS las fruterías de Madrid y le han llegado a decir hasta que aquello no era una fruta sino un pescado....  y yo juraría que el día que fui a comprar leche en polvo para otro invento de estos, la cajera del supermercado me miró con cara de: hija, se te han olvidado los pañales, están en el pasillo de la derecha. Ahora entiendo por qué la siguiente vez que fui, me da todo decidida los puntos y yo pregunto ¿estos puntos para qué son? A lo que América Lucrecia me contesta: para un balón de fútbol, y yo: ¿y para qué quiero yo un balón de fútbol? y América Lucrecia me dice todo decidida: para sus hijos! A ver, América, si el otro día compré leche en polvo no creo que estén ya en edad de jugar al fútbol!!

 

PD. Esta es una página web que he creado con mi hermana: www.hermanasarce.com


Domingo 28 de Diciembre de 2014 21:19

canción de Rock en Castellano

por FPP

Para escuchar y descargar las canciones puede pulsar AQUÍ

Nueva canción en Castellano:

 

Jueves 30 de Octubre de 2014 08:28

Manifiesto contra la corrupción

por Academia

Los miembros de la Academia Española de Administración Pública
Reunidos en Asamblea el día 30 de Octubre de 2014, ante la situación generada por los últimos acontecimientos relacionados con la corrupción en las instituciones públicas, quieren manifestar lo siguiente:
1. Deploramos y lamentamos que haya personas que hagan del ejercicio de la función pública una utilización fraudulenta con el fin de lucrarse personalmente o para las organizaciones políticas que les sustentan.
2. Manifestamos nuestra adhesión a las instituciones democráticas y al sistema constitucional instaurado a partir de la Constitución de 1978, que ha permitido el desarrollo económico y social más prolongado de nuestra historia y la extensión de los derechos y libertades de los ciudadanos.
3. Insistimos en la necesidad de una Administración Pública profesional, transparente y eficaz al servicio de los ciudadanos, que destierre los episodios de corrupción fortaleciendo a los profesionales seleccionados por sistemas de mérito y capacidad. Fortalecer una Administración Pública servida por profesionales, alejada del spoils system, es hoy, más que nunca, una necesidad democrática.
4. Llamamos la atención sobre la proliferación de anuncios de leyes y decretos que por sí solos no pueden suponer un freno a la corrupción y más parecen marketing político; todos sabemos qué nuevas leyes se necesitan urgentemente (por ejemplo, la de financiación de partidos, la modificación del código penal o la del Tribunal de cuentas), pero además de leyes necesitamos nuevas prácticas, procesos adecuados y órganos administrativos y judiciales bien dotados e independientes para luchar contra la corrupción.
5. Solicitamos de los partidos políticos que, en el ejercicio de sus responsabilidades, fortalezcan las instituciones estableciendo sistemas donde los profesionales de las Administraciones Públicas puedan colaborar con los responsables políticos para la satisfacción de los intereses ciudadanos y el estricto cumplimiento de los fines que aquéllas tienen encomendadas, proponiendo soluciones innovadoras.
Madrid, 30 de octubre de 2014

El día 30 de octubre de 2014, ha tenido lugar un Encuentro y Asamblea de la Academia Española de Administración Pública. Comenzó el acto dedicando un momento de silencio a nuestro compañero académico Pedro Maestre Yenes, recientemente fallecido.

A continuación, el Presidente de la Academia, Francisco Velázquez, tomó la palabra para presentar al conferenciante invitado, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien intervino sobre la situación catalana.

El Sr. Pérez Rubalcaba, destacó que la exacerbación del problema comenzó con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán. El rechazo del alto Tribunal hacia el Estatuto motivó una serie de movimientos políticos que llevaron al estado actual del problema. En estas circunstancias, no puede caerse en el simplismo de pensar que “con dinero todo se arregla”; se ha generado una expectativa que tiene que ver ya con una especie de “orgullo nacional”. El rechazo al Estatuto provocó que Artur Mas sintiera que estaban fuera de la Constitución” y que planteara el reto soberanista.

Destacó el conferenciante que hay 3 posibles escenarios a la situación creada:

1.- la solución escocesa: convocar un referéndum en Cataluña de manera absolutamente reglada y oficial. Aunque las fuerzas europeas serían más proclives a esta solución, no parece que sea la que contempla el actual gobierno central.

2.- Celebración de elecciones plebiscitarias: se podría llegar a esa solución no tanto porque lo quieran las diferentes fuerzas políticas como porque no lo rechacen.

3.- Que el Estado reforme la Constitución: esta sería un proyecto nuevo para toda España, no solo para Cataluña. Supondría abrir a reforma sólo el Título VIII de la Constitución. Habría que considerar en esta solución tanto a las fuerzas “centrífugas” como a las “centrípetas”; es decir, tanto la opinión de aquellos que desean una vía independentista, como las de los que quieren una “recentralización” de competencias de las CCAA. Esta vía supondría, de alguna manera, la “constitucionalización” del Estatuto catalán y requeriría un importante pacto político que permitiera un acuerdo que fuera válido por otros 35 o 40 años.

Parece que la situación actual está llevando a las elecciones plebiscitarias, a “micro-secesiones” sucesivas que pudieran provocar una secesión “ordenada” hacia el desorden. A continuación tuvo lugar un animado coloquio con el conferenciante, que igualmente asistió a la cena , en la que participaron más de cuarenta académicos.

Finalizada la conferencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, se inició la Asamblea de la Academia, en la que fueron admitidos nuevos miembros,

Carmen Toscano Ramiro, presentada por Julián Álvarez

-Nicolás Pérez Arribas, presentado por Emilio Viciana

-Carlos Belmonte……. Presentado por Antonio Martín.

Se acordó que, a partir de ahora se abonará una cuota por pertenecer a la Academia (20€) y, para finalizar, se leyó un manifiesto (aprobado unánimemente) contra la corrupción. Igualmente se decidió que en el actual periodo de un año , tendrían lugar dos Encuentros y dos Asambleas.

Madrid, 30 de octubre de 2014

 

Página 3 de 21

Blog de Humor

Banner
Diseñado por:
Jaitek