Suscribirse

Blogs

Blogs

Este campo fue inaugurado el 1 de Julio de 1967 por S.E. el Jefe del Estado D. Francisco Franco, tal y como queda constancia en la placa conmemorativa que existe en la entrada del Club Social.Durante sus cuarenta y ochoaños de existencia, ha albergado entre otros campeonatos importantes, varias ediciones del PGA Open de España.

Con espléndidas vistas de la sierra norte de Madrid, el campo de golf del RACE cuenta con una vegetación abundante y muy desarrollada por el paso del tiempo, que adorna y, en algunos casos entra en juego en las calles del recorrido. Los fairways, anchos y con grandes desniveles, son la antesala de greenes amplios y bien protegidos, por alguno de los 59 bunkers con los que cuenta el campo, que le hacen ser uno de los más atractivos y exclusivos de España.

Quiero resaltar el para mí ya famoso hoyo 13 de 203 m., en el que tuve la “fortuna” de hacer un par la última vez que jugué.

 

 

 

 


Entre estas dos fotos hay más de diecisiete años de diferencia. Mis comienzos en el golf fueron precisamente en este Club del RACE en 1998, en donde el Maestro “Seve” me motivó a jugar al jugar.

Quiero resaltar la importante labor que hace tanto el director del campo D. Carlos Fernández Grande, como dos responsables del Club: D. Alejandro Fervicy D. IgnacioVidosa, para que este club siga siendo un referente en nuestro País.

 

 

He jugado en este campo la última vez a beneficio de una asociación benéfica para recaudar fondos para la investigación de la enfermedad de Von Hippel-Lindau. Quiero agradecer la importante labor que todos los años hace mi amigo Javier Gomez Berruezo, por esta causa. Creo que la solidaridad es fundamental para ayudar en la investigación de este tipo de enfermedades, por lo cual me alegro doblemente de haber participado en este torneo solidario.

Sábado 11 de Julio de 2015 05:17

La cura contra el calor

por Ana Martínez Arce

He llegado a la conclusión de que soy masoquista, pero bien. Trabajando de 7 de la mañana a 3 de la tarde donde Cristo perdió el zapato -o lo que perdiese, que nunca me aclaro- y teniendo un paseito desde la parada de la ruta hasta casa, estos días llego asfixiada. ¡Hasta se me quita el hambre! Ese es uno de los pocos efectos secundarios del verano que agradezco: ya no tengo hambre cada dos horas y cuando la tengo solo me apetecen cosas fresquitas. Aun así, no sé cómo puede estar ayer a las 7 de la tarde en la cocina, sudando a todo sudar, preparando una pasta al horno para el día siguiente, consciente de que al día siguiente al llegar me va a apetecer, como mucho, una ensalada. ¿Es masoquismo o es el hecho de tener un blog y no querer hacer diariamente fotos de un plato con lechuga?


Sea como fuere todos los día me digo a mi misma: queda clausurada la temporada de horno, por lo menos por las tardes, que para horno ya tengo con salir a la calle … pero al final veo algo en algún blog o en algún libro que me llama la atención y ¡vuelta a los sudores!. Y pensar que la gente paga por ir a las saunas cuando tienen una en casa...es algo que nunca entenderé. Por eso hoy haré unas galletas que vi ayer aquí, pero mientras tanto os dejo con unas fotitos de lo que realmente se "cuece" o más bien "no se cuece" en la cocina estos días: los “Smoothies” - me apetecen a TODAS HORAS y les puedes echar lo que quieras. Es curioso porque en invierno que solo hay manzanas y peras, comer fruta me da un poco de pereza, pero es llegar el buen tiempo y me convierto en brontosaurus  y consumo fruta encantidades industriales. De hecho con los “Smoothies” me pasa como con el colorete: empiezo con una cantidad razonable y cada día voy echando más y más hasta que, en el caso del “Smoothie” he llenado el vaso de mi querido Minipimer y, en el caso del colorete parezco una muñeca pepona.

Los “Smoothies” -si es que se llaman así los vasos de fruta licuada- los hago siempre con zumo de naranja y plátano que le da un toque más consistente y suave. El resto de ingredientes dependen de lo que tenga en la nevera: hace unas semanas eran fresas, hoy han sido una pera y un paraguayo (nunca me ha quedado muy claro si se dice paraguayo o paraguaya...). Con esto, el biquini, la toalla y algún libro "chorras" y la piscina, aunque sea solo por las tardes, habrá que ir aguantando hasta que lleguen la vacaciones de verdad. En cuanto a los libros, en general soy más de libros de fantasía, ciencia ficción y si son novelas románticas me gustan las de Jane Austen, Elizabeth Gaskell y compañía, pero en verano y en la piscina no hay nada como un libro de los que no te importa mojar y que te acabas en un día, sobre todo éste, del que acaban de sacar la peli y, aunque parezca ridículo decirlo porque no creo que todos los académicos de la lengua se leerían este libro ni en la piscina, ¡es mucho mejor que la película! Lo que me gustó de la película fue la canción del final.

 

 


Esto de los dulces es como la vida misma: lo que importa es que el interior esté bueno, pero que la cosa entre por los ojos siempre ayuda, así que el otro día decidí poner todo guapo a mi humilde bizcocho de plátano requete-socorrido que acabo haciendo todas las semanas para aprovechar plátanos MUY maduros, bien sea en forma de cake o en forma de magdalena. Últimamente, emulando a la gran Nigella, he llegado hasta a congelar plátanos a puntito de pasar a mejor vida. Lo que pasa es que de vez en cuando soy un poco tonta y en lugar de pelarlos antes de congelarlos los meto tal cual en el congelador. Al sacarlos y dejarlos descongelar no es que la piel se quite mal, que se quita de maravilla, pero lo de dentro parece un gusano de estos asquerosos que salen cuando llueve, pero en blanquecino... Como no soy escrupulosa, lo echo en la masa y me quedo tan ancha, y además el bizcocho sale igual de bueno, pero seguro que Nigella los congela pelados.

La razón de vestir de largo y añadir algún que otro complemento a un bizcocho simple, pero rico, es que estos días he decidido hacer bizcochos para desayunar pero con algo más de gracia de lo habitual. Obviamente lo primero que hay que hacer para engalanar un bizcocho es escoger un vestido, así que elegí un molde de bundt cake de silicona que compré hace un año en una tienda de estas que es como las de los chinos que utilicé un día y no he vuelto a tocar. Los moldes de silicona, a pesar de ser el furor últimamente a mí no me acaban de convencer, pero como no está el bolsillo como para desembolsar 30 euros como mínimo en uno nuevo metálico, decidí probar con éste. Esto de los moldes es un vicio y yo intento controlarme, pero ya no me hacen ilusión los zapatos, camisetas y vestidos(bueno sí, pero algo menos que antes), ahora me pongo como loca cuando por mi cumple me regalan un soplete, un aro o un corta pastas aunque sea de 50 céntimos y ahoraen lugar de pedirles a los Reyes un bolso les pido una máquina para hacer pasta fresca, así que como para dar rienda suelta a mi furia compradora...

Elegido el vestido, pasemos a los complementos. Los complementos fueron un poco lo que se me ocurrió sobre la marcha y de hecho ni apunté cantidades, pero como el resultado final es el desayuno perfecto, así tengo excusa para hacerlo la semana que viene. Por encima, el típico glaseado de azúcar glas y una gotita de leche que queda de lujo cayéndose por los surcos del bizcocho. Lo malo es que empiezas echándolo encantada: ay qué blanquito me ha quedado y aquello empieza a gotear y gotear hasta que te queda un señor charquito (iba a decir pequeño, pero como que no) en el plato, pero eso se rebaña y ¡listo!

Lo de las nueces es algo que voy a repetir, porque luego en el horno se tuestan un poquito y tienen el toque dulce del jarabe, hacen de contraste crujiente al bizcocho... vamos, ¡que se quite el 2.55 de chanel, que han llegado las "nueces cristalizadas"! Otro día tengo que publicar otra versión de esta idea que he hecho varias veces con el bizcocho delVictoria Sponge típico, al que añado nueces bañadas en caramelo. Ese también está que te puedes morir porque,además de las nueces, el caramelo se derrite en el horno y empapa parte del bizcocho,.¡el que no esté salivando a estas alturas no tiene sangre en las venas! De hecho acabo de encontrar una foto para que veáis a lo que me refiero.

Lo mejor de esto es que con un bizcocho versátil puedes hacer infinidad de combinaciones. Cuando me apetece con chocolate, echo trozos de chocolate a la masa pero seguro que con un glaseado de chocolate tipo el que llevan los donuts está buenísimo. Yo seguiré probando hasta alcanzar "mi mejor bizcocho", aunque me parece difícil elegir entre tanta cosa buena... lo único que sé es que, por ahora, éste es finalista y que no me estoy desviando del todo de la "repostería sana" porque lleva plátano...

 

 

bundt cake de plátano y nueces

Para las nueces cristalizadas

varios puñados de nueces

unos 50gr de azúcar

una o dos cucharadas de agua

La próxima vez que lo haga, lo mido, porque así es una chapuza, pero lo que hice más o menos fue: pelar unas cuantas nueces - vuelta a los trabajos forzados - y calentar el azúcar con un chorrito de agua en un cazo hasta que quedó todo disuelto. Entonces lo dejé hervir durante unos minutos, para que alcanzase consistencia de jarabe sin que se empezase a dorar. Esto lo vertí sobre las nueces troceadas en trozos grandes y lo moví todo para que todos los trozos quedasen recubiertos por el jarabe de azúcar

Para el glaseado

azúcar glas

unas cucharaditas de leche

Poner el azúcar glas en un bol y añadir la leche muy poco a poco hasta alcanzar la consistencia deseada.

Para el bizcocho

3 plátanos maduros
125ml aceite
2 huevos
250gr harina
100gr azúcar
media cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de levadura en polvo

1. Precalentar el horno a 200ºC.
2. Triturar los plátanos.
3. Medir el aceite en un vaso medidor y añadir los dos huevos y batir.
4. Poner la harina, el azúcar, la levadura y el bicarbonato en un bol, añadir la mezcla del aceite y los huevos, remover y añadir los plátanos triturados. Mezclar bien.
5. Verter la mezcla en el molde. Colocar las nueces cristalizadas por encima
6. Hornear durante unos  40-45 mins, hasta que un cuchillo insertado en el centro salga limpio. Al principio prestar atención a las nueces: en cuanto estén tostadas, cubrir con un trozo de papel albal la superficie superior del bizcocho con las nueces para evitar que se quemen.
7. Sacar del horno, dejar enfriar, dar la vuelta y glasear.

PD. Esta es una página web que he creado con mi hermana: www.hermanasarce.com

 

Martes 09 de Junio de 2015 19:25

WATERLOO

por Juan Pedro Escanilla

Creo que fue Marx el que dijo (no sé si de su cacumen o citando a alguien) que la historia se escribe dos veces, una como tragedia y otra como comedia. Parece que los humanos nos empeñamos en darle la razón haciendo el ridículo siempre que podemos.

El próximo 18 de junio hará justo doscientos años desde que se libró la batalla de Waterloo, que terminó con el imperio de Napoleón, tras el sobresalto de los cien días, y cambió el mapa político de Europa incluida la creación del Reino Unido de los Países Bajos del que se independizará poco después la actual Bélgica, que, paradójicamente, había sido modernizada bajo el dominio francés.

Fue una batalla sangrienta en la que se perdieron 55000 vidas. Lejos de los records habituales, sobre todo de los actuales dónde los civiles mueren a mansalva, pero impresionante si se tiene en cuenta que sólo duró doce horas.

Conmemorar las batallas es algo habitual. Sobre todo las victorias (¿Qué ciudad importante no tiene su arco del triunfo?) pero todos sabemos que también hay países a los que les gusta celebrar sus derrotas, sobre todo si están orgullosos de ellas: Para los griegos la defensa del paso de las Termópilas es una gesta nacional. Cómo para nosotros Numancia.

Los franceses, sin embargo, no deben estar muy orgullosos de su papel en Waterloo porque han puesto el grito en el cielo cuando los belgas, que combatieron como aliados de los ingleses, han intentado acuñar una moneda de dos euros con el león de Waterloo en una de sus caras.

No sé si el público en general, salvo los coleccionistas, suele fijarse mucho en los grabados de las monedas. A lo sumo las guardamos cuando están relucientes y tenemos una tendencia natural a soltar las más viejas o usadas, ley de Gresham obliga, sin indagar mucho a que viene uno u otro motivo. A pesar de eso, sesudas mentes europeas, reunidas en el ECOFIN han decidido que era muy feo molestar al vecino recordándole sus derrotas. Y cómo las tonterías nunca vienen solas, o quizás para compensar, también se ha impedido a Francia emitir una moneda conmemorando la batalla de Mariñano en la que vencieron a los milaneses y suizos hace ahora 500 años.

No sé lo que harán los franceses, pero los belgas, que tienen una gran habilidad para encontrar soluciones a todo, han decidido finalmente acuñar una moneda de 2,50 euros. Cómo no tendrá curso legal difícilmente podrá oponerse el ECOFIN, así que la moneda existirá y tendrá el mismo status que tienen las monedas conmemorativas que desde hace tiempo se venden al pie de la colina del Mont Saint Jean, cerca de Waterloo, una de ellas con el mismo león en una cara, y que son acuñadas por …. surprise ! … La casa de la moneda de la República francesa

 

Sábado 23 de Mayo de 2015 18:11

El amplio mundo de Quincy Jones

por Leopoldo Simó

23/05/2015

El amplio mundo de Quincy Jones

 

En los anteriores artículos que han aparecido en este blog he escrito sobre intérpretes (principalmente), estilos, locales, festivales, instrumentos e incluso del jazz en algunas ciudades, como fueron los dos dedicados a Nueva York y el que escribí sobre Paris. Pero éste, que comienzo ahora, no sé dónde encuadrarlo, porque su protagonista abarca tantas facetas del mundo artístico que no resulta fácil etiquetarlo. Pero me parecía obligado dedicar un artículo a quien ha sido protagonista de tantos hechos en el mundo de la música. Hablar sobre Quincy Jones es tan fácil como difícil. Fácil porque su vida es tan rica y extensa que hay mucho que decir sobre él y sobre lo que ha significado en el mundo de la música y muy especialmente en el jazz y difícil ... por lo mismo, porque es tarea ardua resumir en una pocas líneas esa vida.


QuincyJones

Quincy Jones en el Montreux Jazz Festival 2013, homenajeado por sus 80 años

 

Quincy Jones es ante todo un gran músico y, como tal, un amante de la música. Pero es mucho más que eso, porque sus actividades no se han limitado a lo largo de su extensa carrera a la interpretación y composición. Empezó tocando la trompeta en clubs de Seattle, ciudad a la que se trasladó con su familia desde Chicago, donde había nacido en 1933. Tenía entonces 14 años de edad. Y ahora, además de tocar trompeta y piano, desempeña los roles de arreglista, compositor, director de orquesta, productor discográfico, de cine y televisión, director ejecutivo de medios de comunicación, editor y hasta escritor si consideramos la autobiografía que escribió y publicó en 2001, Q: The Autobiography of Quincy Jones. Y aunque sus orígenes musicales están en el jazz y esta música ha sido su principal dedicación, también ha cultivado otros estilos, como el pop, soul, bossa nova o rock, lo que a veces le ha supuesto la crítica de quienes no entendían este alejamiento del jazz, que por otra parte QJ nunca ha abandonado. Pero una de las facetas de QJ que mayor reconocimiento y agradecimiento merece es la del apoyo y promoción que presta a nuevos y jóvenes intérpretes. A su edad y habiendo sido todo en el mundo de la música es de agradecer esa dedicación suya para dar a conocer nuevos talentos en la interpretación musical. Más adelante volveré sobre ello.


Cuando empezó a escuchar bebop quedó inmediatamente atraído por aquel sonido que revolucionó el jazz en los años 40. La trompeta de Dizzy Gillespie, que fue enseguida su ídolo, y el saxo de Charlie Parker le cautivaron tanto que no paró hasta conseguir una beca en el Berklee College of Music de Boston, donde completó sus estudios de música. De ahí pasó a tocar la trompeta en la orquesta de Lionel Hampton, viajando por medio mundo. Después, en Paris, decidió continuar sus estudios musicales con la célebre profesora Nadia Boulanger y con 26 años Quincy Jones ya dirigía su propia orquesta. Es demasiado extensa la lista de músicos con los que ha tocado, para los que ha hecho arreglos, para los que ha compuesto o a los que ha dirigido como para relacionarlos a todos aquí, pero son innumerables y de lo más variado, además de los más famosos. Es el músico que más premios Grammy ha obtenido, 27, y el que más nominaciones tiene a ellos. Y más records, como el de ser el productor del disco más vendido de todos los tiempos, Thriller, de Michel Jackson, con el que trabajó y grabó en múltiples ocasiones. O también el de ser el productor de la canción que mayores ventas ha tenido en la historia de la música, We are the world, que se grabó con la participación de un buen número de grandes intérpretes en 1985 para recaudar fondos para luchar contra el hambruna en Etiopía. Ha sido nominado a los Oscar en media docena de ocasiones por las bandas sonoras o canciones que compuso para importantes películas, es Doctor Honoris Causa por varias universidades y poseedor de un sinfín de galardones y premios.


Son más de seis décadas, casi siete, las que Quincy Jones ha dedicado a la música, y lo que le queda, seis décadas que comenzó como intérprete y que ha cubierto transitando por todas las facetas imaginables que pueda tener el mundo musical. Ha grabado más de 250 discos como intérprete de trompeta y piano, como director de orquesta o con otros artistas, interpretaciones a las que siempre imprime su enorme sentido del ritmo, algo que lleva muy dentro, recordemos que sus orígenes vienen del bebop, un estilo que se caracteriza por el fuerte protagonismo de la sección rítmica y el uso del fraseo rápido. Toda su música recogida en esos más de 250 discos, desde los primeros que grabó en los años 50 hasta los últimos editados, que incluyen una recopilación de sus mejores temas, como Anthology, Quincy o From Q with love, o el último (creo) en 2014, Bossa Nova/Quintessence. Su disco Anthology contiene verdaderas joyas del jazz, como Harlem Nocturne o Quintessence.


Anthology

Portada del disco Anthology

 

Quincy Jones se ha hecho habitual de los festivales más importantes. El de Montreux no se concibe sin su presencia y la de algunos de sus intérpretes promocionados. Y ahora QJ dedica gran parte de su tiempo al descubrimiento y promoción de jóvenes promesas, a través de su productora Quincy Jones Productions. Algunos de estos músicos jóvenes en los que está volcado Quincy Jones me han parecido realmente interesantes cuando he escuchado sus grabaciones.

Alfredo Rodríguez es un buen pianista cubano -Cuba sigue dando muy buenos músicos- que ya ha grabado tres discos. Los últimos dos años, 2013 y 2014, ha tocado en el Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona.

Andreas Varady es un guitarrista, originario de Eslovaquia, que siendo aún adolescente (ahora tiene 17 años) había tocado ya en un buen número de festivales internacionales (en el de Montreux tuvo su primera actuación en 2012) y en los mejores clubs de jazz de Europa.

Nikki Yanofsky es una joven cantante canadiense de jazz y pop que ha actuado ya en varios países europeos y Japón, además de sus constantes actuaciones en Canadá y Estados Unidos.

Jacob Collier creo que es uno de los intérpretes preferidos de Quincy Jones, quizá porque lo ve como un genio y un músico muy completo. No empezó con la música de jazz hasta los 14 años, antes había estudiado canto. Compone, es vocalista, toca el piano y el contrabajo y es uno de los músicos más visitados en Youtube. Ha tocado ya varios años en el festival de jazz de Montreux y este año repite compartiendo escenario con genios como Chick Corea, Herbie Hancock y Melody Gardot.


JacobCollier

Programa del Montreux Jazz Festival 2015. Auditorio Stravinski, 16 de julio

 

Justin Kauflin es un caso especial y también uno de los músicos predilectos de Quincy. Un chico que empezó a tocar el violín y el piano a los cuatro años y que poco después se quedó ciego debido a una enfermedad de las denominadas raras. Ya en su adolescencia cambió la música clásica por el jazz y estudió con excelentes músicos. En 2014, bajo la dirección de Alan Hicks, interpretó el documental Keep On Keepin' On, que relata la historia de amistad del joven Justin y el gran trompetista y maestro de maestros Clark Terry (fallecido hace tan solo tres meses, en febrero de 2015) y que ha obtenido varios premios y fue nominado a los Oscar como mejor documental. Por entonces ya estaba Justin con Quincy Jones, con quien ha hecho varias giras y actuado también en el festival de Montreux.


Y no solamente los que acabo de mencionar, porque son más los que están en la órbita productora de QJ. Pero el apoyo y promoción de jóvenes intérpretes no se limita a la producción, que a fin de cuentas es una de las actividades de Quincy Jones y para eso creó su propia productora, sino que también promociona a otros músicos sin que sea él el responsable de la producción de los mismos. Tal es el caso, por ejemplo, de la barcelonesa Andrea Motis, trompeta, saxo y voz, de la que ya he escrito en un par de artículos en este blog y una de las grandes realidades ya del jazz en España. En el festival de Peralada, en julio de 2011, Quincy Jones presentó personalmente y apadrinó a varios artistas, entre los que estaban la jovencísima pianista Emily Bear y Andrea Motis, que entonces acababa de cumplir 16 años.


Peralada2011

Quincy Jones con Andrea Motis y Emily Bear. Festival Castell Peralada, 20 julio 2011

 

Quincy Jones, un octogenario que no para de trabajar y que sigue dedicando todo su tiempo a la música, que en definitiva ha sido y es su vida.

 

Martes 19 de Mayo de 2015 07:41

INCERTIDUMBRE

por Juan Pedro Escanilla

 

Cualquiera que haya entrado alguna vez en un casino y haya apostado una ficha, aunque sea pequeña, a la ruleta, ha conocido ese momento mágico en el que la rueda empieza a girar más lentamente y los números empiezan a hacerse visibles. En nuestro fuero interno todos empezamos a especular haciendo cálculos imposibles, tratando de adelantarnos al destino incluso a sabiendas de que no podemos cambiarlo porque, mesdames et messieurs, les jeux sont faits.

Antes era más fácil. Cualquiera podía jugar a adivino porque lo único que había que acertar era si el partido favorito podría gobernar sólo o tendría que hablar catalán en la intimidad.  Ahora, a cada partido favorito le ha salido un clon, un hijo rebelde que aspira a comérselo aunque sea a base de mimetizarlo: un espejo mágico donde los votantes quieren verse sin la caspa de la casta, sin los granos de la corrupción, sin las arrugas del cansancio por las recetas fallidas.

Unos y otros se miran de reojo al tiempo que contemplan las evoluciones de la bolita en la corona superior a la de los números: A golpe de encuesta van atisbándose posibles resultados: Par, impar; Rojo, negro; Izquierda, derecha. Todos saben que ninguno podrá hacer saltar la banca, así que lo importante es hacer guiños a unos y otros sin perder en el intento  todo su capital político.

Los nuevos partidos políticos tienen el atractivo de su frescura. Y en un país donde cada uno lleva un ministro de economía o de trabajo, incluso uno de asuntos exteriores, en el bolsillo, la crítica da réditos. Es este clima de ruptura con el pasado el que han sabido aprovechar tanto Podemos como ciudadanos para plantar cara a sus hermanos mayores, llevándose, de paso, por delante a los que lo habían intentado cuando los tiempos no estaban maduros.

Pero todo tiene sus límites y las cargas de podemos contra Izquierda Unida y de Ciudadanos contra UPyD no eran sino maniobras tácticas para volver a lo que es el objetivo de todo partido que aspire a gobernar en los países de nuestro entorno: Ocupar el centro.

Este proceso se ha cobrado ya sus víctimas en un Podemos que cada vez quiere parecerse más al PSOE y, de otra forma, porque su origen y evolución es diferente, afectará también a Ciudadanos. ¿Cómo se recompondrán izquierda y derecha tras todo este barullo? ¿Volveremos al bipartidismo imperfecto, sea quien sea quien resulte ganador en cada bando, o se consolidarán cuatro grandes partidos a nivel nacional?

La sucesión de acontecimientos electorales (más aún que la ausencia de cultura de pactos que es un recurso manido: se aprende rápido) va a hacer que los resultados sean de difícil digestión, cómo en Andalucía donde, si no fuera por las municipales y autonómicas hace ya semanas que tendríamos gobierno, con o sin Chaves dimitido de todos sus cargos.

Porque el talón de Aquiles, tanto de Podemos como de Ciudadanos es su ambigüedad. Se puede repetir hasta la saciedad que ya no importa lo de derechas o izquierdas, pero la realidad es tozuda. Creo que fue Mariano Fernandez Enguita (perdón si me equivoco) quien publicó hace un tiempo en Facebook la percepción de los ciudadanos: Podemos aparecía a la izquierda del PSOE pero no tanto cómo IU y el más transversal de todos era Ciudadanos (la campana de Gauss perfecta). No sólo por eso, sino por su posición en el espectro, parece que Ciudadanos puede ser la pareja de baile deseada por todos, a condición de que tenga la talla suficiente para bailar en pareja.

Así que se avecinan tiempos complicados en los que se evocarán toda suerte de espectros políticos: El frente nacional; La gran coalición; La pinza. Cada uno sentirá el vértigo de la bolita girando con la mirada puesta en noviembre y en las consecuencias de un paso mal dado. Pero al final cada uno tendrá que optar y definirse porque incluso para cambiar el sistema hay que tomar el poder.

Herrar o quitar el banco.  Pero que nos ahorren las votaciones sin fin y los discursos sin lógica.

 

 

Martes 21 de Abril de 2015 17:39

Conferencia de D. Francisco Rubio Llorente

por Academia

 Conferencia de D. Francisco Rubio Llorente:

“Reflexiones sobre el  Estado contemporáneo”

en la Academia Española de Administración Pública.

 

Madrid, 16 de abril de 2015

Con asistencia de numerosos académicos se celebró la Conferencia de Don Francisco Rubio Llorente el día 16 de Abril de 2015, que fue seguida de una Asamblea que admitió a dos nuevos miembros: Doña Consuelo Sánchez Más y Don Francisco Machancoses . A continuación tuvo lugar una cena a la que asistieron más de veinte académicos.

Las principales ideas expresadas por el conferenciante fueron las siguientes :

En las últimas décadas del siglo XX el Estado cambia su anterior sistema de financiación basado en altos tipos impositivos, por la emisión de deuda pública. Con ello, al vínculo de dependencia democrática del electorado –del que el Estado recibe la legitimidad política–, pasa a sumarse el sometimiento estatal a las condiciones del mercado financiero –tipos de interés que configuran la viabilidad económica de lo público–.

 

Pero el desplazamiento del Estado en la tensión entre “democracia” –que tiende a concentrarse espacialmente en un territorio o nación– y “mercado” –que tiende a expandirse y superar todas las fronteras–, puede apreciarse en otras manifestaciones:

 

þ Organizaciones internacionales[1] con un alto poder de influencia en las políticas públicas estatales, que funcionan total o parcialmente en el ámbito del mercado, como son las “agencias de rating” que, desde el marco del mercado –sus principales accionistas son fondos de inversión–, ejercen una enorme influencia en el flujo de capitales hasta el punto de condicionar la viabilidad económica nacional[2].

 

þ El único monopolio que le queda al Estado es el del uso de la fuerza física, el trabajo “de cocina” de controlar los flujos migratorios y la acomodación de sus políticas a las necesidades de flexibilización laboral del mercado. Las reglas formales e informales vienen del espacio sin fronteras del mercado –Agencias de Rating, FMI, BM, BCE–, al Estado nacional le corresponde  la misión de garantizar la seguridad y orden público interno así como el revestimiento institucional que refuerza la vigencia de las orientaciones/decisiones tomadas en ámbitos sin legitimidad democrática.

 

þ La tensión Estado – mercado tiene otras muchas manifestaciones esenciales en la configuración institucional del Estado de Derecho:

û  El fortalecimiento del ejecutivo frente al parlamento a lo largo de todo el siglo XX, que relega al legislativo a la función de caja de resonancia de las opiniones políticas.

û  El ascenso del poder judicial frente al resto de poderes del Estado con la judicialización de la política y la politización de la judicatura (CGPJ)

û  La plusvalía política que supone la posibilidad de anular la ley desde la interpretación jurisdiccional de la Constitución por el TC.



 

 

Miércoles 15 de Abril de 2015 09:45

PRIMARIAS DE QUITA Y PON

por Juan Pedro Escanilla

 

Está de moda decir que la culpa de todos los males la tiene el bipartidismo. Puede ser. De momento, los partidos que denuncian el bipartidismo han conseguido una gran victoria cargándose a los dos partidos más pequeños del arco parlamentario.  Que a su vez denunciaban también el bipartidismo.

 

He conocido, de lejos o de cerca, países con diversos sistemas y no me ha parecido nunca que hubiera una correlación del tipo a menos partidos, más corrupción. La casuística es muy variada y da para todo. Si hay, lógicamente aunque con bastantes excepciones, una tendencia a que los sistemas electorales mayoritarios den lugar a grandes partidos (o coaliciones) y que los proporcionales permitan la floración de más partidos que al final tienen que entenderse en pactos post electorales.

 

Por otra parte, es  claro que la calidad del sistema electoral (sea mayoritario o proporcional) determina la calidad de la democracia. No se trata sólo de que aspectos técnicos cómo el tamaño o distribución de las circunscripciones pueda beneficiar a unos u otros sino, sobre todo, de que, en función del mecanismo para ser candidato y eventualmente elegido, el diputado (u otro cargo electo) se sentirá responsable de sus actos ante el conjunto de los ciudadanos o únicamente ante la estructura del partido que lo colocó en la lista.

 

El sistema electoral español provoca la ilusión de que los ciudadanos eligen a sus representantes, lo cual no es totalmente cierto. En puridad, el ciudadano vota listas y elige cuantos escaños le tocarán a cada partido, pero es el partido quien determina a la hora de hacer las listas, quienes tienen prioridad para sentarse en esos escaños. Por supuesto, la presencia de determinados nombres puede atraer más o menos votos pero no necesariamente en beneficio de la persona atractiva.

 

Así las cosas, los elegidos  se deberán a los aparatos que los han puesto en las listas más que a los ciudadanos que han votado a estas. Está claro que el sistema  democrático queda muy resentido de la ausencia de eso que los anglófonos llaman accountability.

 

Tan resentido que ha llegado a ser obvio que algún tipo de remedio había que poner.  Tiene el PSOE el mérito de haber sido el primero en importar el sistema de las primarias, que en los países que yo sé que se utiliza tiene otras funciones, y ahora lo utilizan muchos partidos. Lamentablemente no se ha ido más lejos. Hubiera sido preferible modificar el sistema electoral con fórmulas más adaptadas a la democracia (listas abiertas, circunscripciones uninominales u otras) pero para los partidos las primarias, dando satisfacción a la ilusión de democrática, tienen la ventaja de que no son obligatorias y, además, sus efectos son reversibles.

 

Este último aspecto lo conoce bien mi hermana Concha. Cómo, lógicamente, es un tema en el que no soy imparcial, me limitaré a los hechos más claros:

 

Luis Tudanca, secretario general del PSOE en Castilla y León, él mismo elegido en primarias, animó a todas las agrupaciones de la región a realizar procesos de primarias para escoger a los candidatos a las diversas elecciones. A su rueda, la agrupación de Béjar, en la que milita mi hermana, se puso a la tarea de hacer unas primarias para las candidaturas por Salamanca a las Cortes de Castilla y León. Lista en la que tradicionalmente Béjar ha llevado el segundo candidato. El propio Luis Tudanca estuvo en Béjar prometiendo que la voz de los militantes se tendría "muy en cuenta"

 

 El caso es que mi hermana arrasó. Y al hacerlo, técnicamente, debía reemplazar a la actual procuradora de Béjar, candidata en anteriores ocasiones. El problema es que esta señora habría apoyado al secretario general regional cuando éste desbancó al anterior.

 

Así que de Béjar a Salamanca algún papel se traspapeló y mi hermana, con el ochenta por ciento de los votos de los militantes se cayó de la lista. Parece que Luis Tudanca, al final, tuvo que optar entre pagar favores o mantener su palabra. No sé si su elección tendrá algún efecto positivo para él mismo pero de paso se ha cargado la agrupación de Béjar y ha mostrado lo grande que le viene el sillón que en el pasado ocuparon hombres de la talla de Demetrio Madrid o Jaime Gonzalez.

 

Y una parte de la soberanía popular estará representada por una persona a la que sus propios compañeros han negado su apoyo. Supongo que, en su ingenuidad, se creerá que es una élue du peuple.

 

Así que ya va siendo hora de que el PSOE de un paso más y, más allá del parche de las primarias, se plantee una reforma electoral que profundice en la democracia y que impida estos esperpentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes 24 de Marzo de 2015 17:43

Un placer no culpable

por Ana Martínez Arce

Dos recetas seguidas sin un gramo de mantequilla....y juraría que no tengo fiebre....Debe ser que el otro día me probé un bikini y me rendí a la evidencia: puede que antes del 40 de mayo no haya que quitarse el sayo, pero la operación bikini habría que haberla empezado ya y yo estaba hasta antes de ayer (y probablemente mañana vuelva) venga a hacer tartas de 3 pisos de chocolate, nueces, caramelo y demás ingredientes recomendados por cualquier entrenador personal.

 

La ensalada del otro día todavía llevaba bacon, pero el "cake" de hoy, si se puede llamar cake ¡es todo un descubrimiento! No lleva mantequilla, solo lleva dos cucharadas de harina - y encima integral- y lleva azúcar moreno, y aún así es de los mejores bizcochos/pasteles/cakes de zanahoria que he probado en la vida. No sé si llamarlo cake porque tiene una textura muy suave, jugosa y esponjosa - de hecho lo veo más bizcocho de merienda o de postre que de desayuno. Más que nada porque como lleva tan poca harina, para desayunar te tomas la mitad y ni te enteras....

 

 

Lo descubrí un día en un blog que me encanta: Just a little bite y me apunté la receta y compré las zanahorias, pero cuando también lo vi en otro blog que también me gusta mucho,  Las Recetas de Piluka, ya no había escapatoria: había que probar el "cake-chollo": chollo porque está buenísimo y te lo comes sin sentirte culpable para nada. Animo a todo el mundo a que lo haga porque es fácil, sano y el que lo pruebe, sin saber lo que lleva, nunca adivinaría que es light. Si encima lo comes con algo de azúcar glas espolvoreada por encima....¡está que te mueres!

 

 

La receta la tenéis aquí o aquí.

 PD. Esta es una página web que he creado con mi hermana: www.hermanasarce.com 

 

 

 

Domingo 22 de Marzo de 2015 20:02

Classicauto 2015

por Alejandro Lazcano

Classicauto 2015                          

Comienzo este articulo destacando que me ha costado más que otros años llegar al recinto ferial de la Casa de Campo de Madrid, donde se ha celebrado la sexta edición de Classicauto.

¿Será que estamos saliendo de la crisis, o bien que está aumentando el número de aficionados a este tipo de evento?

También podría ser que se producen concurrentemente ambas circunstancias, de forma que quedémonos con esta conclusión.


Esta edición se ha cebrado los días 20, 21 y 22 de febrero de 2015, y afortunadamente ha mantenido su localización en el recinto del palacio de Cristal de la Casa de Campo y aledaños, donde cada vez más huele a clásicos y la retina establece una clara asociación entre este tipo de vehículo, los árboles y las cristaleras, con vistas a la zona noble de Madrid del Palacio Real, pero que permite perder la mirada en la sierra de Navacerrada completamente nevada y en las cuatro torres de Chamartín.

Como de costumbre hemos comenzado nuestra visita en la planta superior, donde destacaremos la exposición de los 40 años del centro de I+D+I de Martorell de Seat, el concurso de elegancia Frederique Constant, y una curiosa exposición de vehículos y material militar denominada Militaria, además de otra serie de stand de clubs y particulares, y un notable incremento de expositores de motos, cuya presencia ha ascendido respecto a pasadas ediciones.


En la planta intermedia se mantiene la diversidad de stand dedicados especialmente a los recambios de motocicletas y venta de unidades de segunda mano. Destacamos en este sentido el notable interés por las Vespa, de las que es relativamente sencillo encontrar piezas, así como las antiguas Montesa, Bultaco y Ossa.

Al mismo tiempo se pueden encontrar motos de marcas extranjeras, bien rehabilitadas, o bien en un estado propicio para la rehabilitación, de las que nos quedamos con alguna BMW K75, y especialmente una Indian, que junto a un velomotor nos parecieron los más destacables. También se podían encontrar una gran diversidad de espejos retrovisores, relojes antiguos, específicos para agua, aceite, cuentarrevoluciones o velocímetros en general.


Por fin pasamos a la planta inferior que está dedicada a la venta de coches antiguos o metidos en años de los que destacamos un Fiat 131 Abarth en muy buen estado, un BMW 635 CSI que aparentaba estar sacado hace poco de fábrica, un Ford Thunderbird que además de estar muy bien restaurado, disponía ya de matrícula histórica, o para terminar, un Triumph TR4 que no denotaba estar oxidado lo cual no es habitual en estos coches ingleses.


En cuanto a la venta de todo tipo de repuestos, destacamos que afortunadamente muchos de ellos son de nueva fabricación aunque aplicables a este tipo de vehículos, lo cual permite reponer averías que provocan en muchos casos, la desagradable circunstancia de que nuestro clásico no pueda pasar la ITV. Entre estos, destacamos a los italianos Lamolinara, a uno con piezas específicas de Abarth, los fabricantes de colectores y escapes de acero inoxidable gallegos, y muy especialmente a un fabricante de lunas para vehículos clásicos (retrolunas) que en mi caso me va a permitir cambiar la del Porsche 914 que lamentablemente se ha roto al sacarla para pintarlo.


En la parte exterior del recinto había exposición de vehículos clásicos en general que se concentraban en la parte alta de la entrada, y de club representativos de marcas o modelos específicos como los Renault 4/4, o los Seat 124, que se posicionaban al final de la calle principal.

Para finalizar esta revisión de Classicauto 2015, nos vamos a detener en una visión más detallada de la planta superior del recinto de cristal, ya que allí se concentraban las piezas y expositores más interesantes.


Comenzaremos por el stand conmemorativo de los 40 años del centro de Martorell en el que la firma Seat, exponía alguno de sus vehículos icónicos como el 124 Sport, pero que su parte más espectacular era la de los prototipos de futuros vehículos, en los que había una concentración de estudios aerodinámicos sobre el Seat León realmente interesantes.

En segundo lugar destacamos la amplia zona reservada al concurso de elegancia Frederique Constant, dedicada a los vehículos descapotables previos a 1940, en el que además del Hispano Suiza que resultó vencedor, nos sorprendió el Ford T amarillo situado a la derecha del espacio de exposición que estaba en un magnífico estado de conservación.


En tercer lugar destacamos la exposición Militaría de vehículos militares organizada por la Fundación Don Rodrigo, el stand de Porsche en el que el concesionario Madrid zona norte mostraba alguna restauración de sus modelos, especialmente un 911 964, y otros actuales como el Cayenne o el 991, el stand de BMW Alpina, el de la escudería Repsol con un material de competición de primer orden, una representación de vehículos de la mítica empresa española Barreiros que nos permitió recordar el Simca 1000 o el Dodge Dart, y muy especialmente el stand conmemorativo de Ángel Nieto en el que se exponían las motos protagonistas de sus 13 campeonatos.


En esta zona encontramos también diversos restauradores especializados en devolver la vida a vehículos con graves deficiencias como la corrosión, las transmisiones rotas, o los motores gripados, como La Cochera en el entorno Mercedes, pero quiero destacar el stand de vehículos restaurados de colección de Francisco Pueche en el que había un magnífico Rolls Royce matricula 16224 de Bilbao, y como protagonista destacado un Bugati T30 de color azul como no podía ser de otra manera, que había pertenecido a su último propietario 50 años.


En definitiva esta VI edición de Classicauto ha demostrado claramente la consolidación de este evento y del planteamiento de su organizador ERMEVENTS

Informacion adicional

  • Tema Los Coches Clásicos
Página 3 de 22

Blog de Humor

Banner
Diseñado por:
Jaitek