Suscribirse

Blogs

Blogs
Viernes 22 de Agosto de 2014 13:26

LA CHICA DEL ASCENSOR

por Juan Pedro Escanilla

Hasta ahora teniamos a la chica de la curva, una muchacha pálida que cogíamos en autostop por la noche y que, al acercarse una curva, nos advertía prudencia porque en esa misma curva se mató ella.

Hay que reconocer que, con la proliferación de autopistas, las curvas ya no son lo que eran y, por otra parte, se coge a menos gente en autostop así que las apariciones de la chica de la curva se han hecho cada vez más raras. A mí nunca se me ha aparecido y eso que para llegar a La Pesga hay que pasar unas cuantas curvas de las buenas.

Que nadie se alarme. Nos deja la chica de la curva pero llega  la chica del ascensor. No es lo mismo, porque la chica de la curva era un fantasma benevolente mientras que la del ascensor, si se cree a quienes la han visto, parece tener su pelín de mala llet.

Porque si nos fiamos de lo que dicen las fuentes más próximas, cómo el alcalde de Valladolid de quien se diría que se le ha aparecido unas cuantas veces a juzgar por la autoridad con la que habla del tema, parece que la especialidad de la chica es encerrarse en el ascensor a solas con un hombre (no sabemos exactamente quién entra primero o si, simplemente, la chica se aparece) y hacerle un strip tease privado y algo violento para, acto seguido, ponerse a gritar y acusar a su víctima de violador. Cómo leyenda urbana no esta nada mal.

Cómo no me ha pasado nunca algo así, ni conozco a nadie a quien le haya ocurrido, ignoro la clase de personas  que pueden ser visitadas por este tipo de fantasmas. En el caso de la chica de la curva podemos deducir que es más fácil que se aparezca a conductores temerarios, con coches tuneados y apestando a alcohol ya que, cómo ni un fantasma puede estar en tantos sitios a la vez, sería un despilfarro aparecerse a los conductores normales, de menos riesgo.

Así que, por la misma lógica, imagino que la chica del ascensor no se aparece a la gente normal. Lo eficiente es que reserve sus apariciones para la gente que realmente lo merece: Gente que tiene una concepción de la mujer entre machista y paternalista; Que piensa que en las agresiones sexuales la victima tiene su parte de responsabilidad. Por andar sola por algunos sitios o algunas horas. Por llevar vestidos atrevidos. Por provocar.

Al igual que la chica de la curva, la del ascensor también tiene un mensaje:

Si Usted tiene reparos para entrar en un ascensor porque piensa que se le va a aparecer una chica que se va a arrancar el sujetador o la falda nada más que para ponerle en un aprieto, por favor: ¡Hágaselo ver!

Viernes 08 de Agosto de 2014 11:24

Black books: Un verano sin siestas.

por Ana C.López

Un verano sin siestas: Black books.

Por Ana C.López, Also Known As: Cristina Mirinda, narradora underground. http://www.cristinamirinda.tumblr.com/

Este verano no tengo tiempo, ni el cuerpo ni el ánimo proclives, para siestas. Tras el hallazgo de la serie británica Black Books, y mis recurrentes visitas, como Cristina Mirinda, narradora underground, a las librerías de libros de segunda mano madrileñas que Iberlibro.com me descubre, no tiene sentido el desperdiciar conciencia durmiendo sueños de tarde de agosto. Estoy en estado de vigilia permanente. Tumbada en el sofá veo, en la pantalla de mi nuevo macro-smartphone-multiusos, capítulos y capítulos de Black Books. No me sacio. Cada uno de ellos es una joya de veinte minutos en la que brillan, engarzados, tres personajes: un librero sociópata, despelujado, alcohólico y vulnerable; un excontable, de algún modo, melenudo y con tendencia al estrés, a la obcecación y al samaritanismo; y una decoradora que busca su eje y, ya de paso, la justicia poética que merecen todos los excéntricos naturales. Este trío calavera anida en una tienda de libros usados. Cada libro forma parte de un parapeto que protege de la hostilidad del mundo exterior, cada frase que los protagonistas profieren se convierte en una descarga eléctrica, en un cable, en el hilo perfecto para conducir chispas, para tejer una trama luminosa. Y la luz crea sombras. Y la luz, irónica, revela amarguras y enfoca allí donde más duele. Catarsis. Muero de risa. Hilaridad solitaria la mía. De cuando en cuando, le doy una tregua a la pantalla, pues se me agota la batería y la serie en cuestión me aviva el deseo de leer las obras cazadas, mis propios "libros negros", en las mini razzias que hago por esas tiendas Iberlibro.com de libros usados y, por supuesto, las conseguidas, con ojo de lince, en la cuesta de Moyano y en El rastro madrileño de los domingos.

Las últimas presas que han caído en mis redes son dos. Una de ellas, de la que ya he dado buena cuenta y que recomiendo, es un libro de relatos breves, que hielan y hieren, publicado en España en el 2003 por RBA: Viaje de invierno, de Charles Baxter; la otra, que atesoro para mordisquear con deleite durante las horas de lectura que este verano aún guarda para mí, es Mercaderes del espacio (The Space Merchants), una obra de ciencia ficción publicada en 1953 y escrita por Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth.

Releo. Viaje de invierno lo había leído ya tras haberlo encontrado en la biblioteca de Puerta de Toledo. Me dejó huella. El azar ha hecho que me lo encontrase, por tres euros, en El Rastro, en una caja de cartón entre marcos de madera apolillados y revistas de punto de cruz a 1 euro la docena. Releo esta obra de Baxter y me acabo la segunda temporada de Black Books. Alegría solitaria la mía, que alimento con el material que hay en mi despensa literaria: la mesa baja del salón, donde ocupa la casilla de salida Los Mercaderes del espacio. Este libro llegó a mis manos gracias al dueño de La tarde (C/Ruíz, 15. Metro Bilbao) http://www.latardelibros.com/ , librería-cueva que bien podría ser el set de rodaje de la versión española de Black Books. Me ofrezco como guionista.

Ahora, les dejo, mi sofá de lecturas y visionados de series en Youtube me reclama. Tantos hallazgos son estos que no hay tiempo para siestas ni para largos artículos de recomendaciones literarias y para literarias. Que ustedes lo lean bien.

http://www.cristinamirinda.tumblr.com/

Miércoles 06 de Agosto de 2014 11:01

La importancia del número pi

por Ana Martínez Arce

 

El otro día una amiga del trabajo me pidió la receta del brownie (éste) que es incluso mejor que los donettes: si lo repartes ¡te salen amigos por todas partes! Le pasé la receta y me dijo que no sabía si su molde era del tamaño del de la receta, a lo que yo contesté: no pasa nada, calculas la superficie de tu molde, la del de la receta, divides la pequeña por la grande y multiplicas los ingredientes por la fracción que te sale. A mí me pareció una contestación de lo más normal, pero, por su cara, vi que ella estaba arrepintiéndose hasta de haberme preguntado y efectivamente me contestó: ¡ayy eso me pasa por rodearme de ingenieros frikis! Yo, todo convencida, le dije que no era contestación de ingeniera, sino de persona con sentido común y me propuse demostrárselo, así que al llegar a casa pregunté a mi hermana y a mi madre y, muy a mi pesar, coincidieron con mi amiga.

 

https://images-blogger-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/proxy?url=http%3A%2F%2F3.bp.blogspot.com%2F-4FSpkZLTtO0%2FTdGIkrtBX9I%2FAAAAAAAAAVs%2FufBiMBKS8-8%2Fs640%2Ffoto%2B1.png&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F*

Aún así, yo no desistía y, como buena Aries cabezota que piensa que tiene razón, seguí preguntando a diestro y siniestro si esto era algo lógico o cosa de frikis y digamos que las respuestas no fueron las esperadas.... Me han llegado hasta a decir que no todo el mundo sabe que el área de un círculo es πr2, con lo cual, cómo para ponerse a encima calcular las proporciones... Vamos, que a nadie le ha convencido mi teoría de que para que el brownie te quede con la consistencia perfecta, con la proporción justa de zona jugosa y zona crujiente, tiene que tener el mismo espesor que el de la receta, ni la de que en las tartas de varios pisos también importa la altura de los bizcochos y la proporción de relleno/cobertura-bizcocho

Por eso, aún asumiendo el calificativo de friki, que no me importa lo más mínimo asumir (con eso de ser fan de "El señor de los anillos", haber leído unas cuantas sagas de fantasía, y haber visto star wars unas cuantas veces, ya me lo tengo más que merecido), os hago la misma pregunta que llevo haciendo unas cuantas semanas al personal: ¿ Es lógico calcular el área del molde que vas a utilizar para calcular la proporción de los ingredientes que tienes que utilizar?. Por favor, que alguien conteste que siiiiii.  En realidad lo de que es lógico ya me han admitido que lo es, lo que no me admite nadie es que es lo que haría todo el mundo...

 

 

Hoy ha tocado sacar la calculadora para hacer tiramisú. Está muy visto y es muy fácil, pero está tan bueno que cada vez que voy a un italiano lo acabo pidiendo y el otro día compré una tarrina de mascarpone que lleva llamándome a gritos toda la semana para que haga algo con ella. Así que he buscado la receta más clásica que he encontrado, la del libro de recetas "La cuchara de plata", que está en mi lista de futuras compras y el resto es historia.

Las que pronto van a ser historia son las tacitas de tiramisú que tengo en la nevera, porque, con el olor que tengo en las manos de café y chocolate, no sé si seré capaz de aguantar las 3 horas de nevera de rigor. Lo he puesto en tacitas por dos razones: la primera porque como la tarrina de mascarpone era de 250gr y no de 400gr, no he encontrado en casa un molde lo suficientemente pequeño para montarlo y la segunda es que no me hacen ninguna gracia  las tartas/tiramisús y demás presentados en los pirex estos rectangulares de gratinar canelones.

 

Miércoles 16 de Julio de 2014 12:02

Canción con colaboraciones

por FPP

Para escuchar y descargar las canciones puede pulsar AQUÍ

Nueva canción con colaboraciones:

 

Lunes 14 de Julio de 2014 21:47

LA PESGA

por Juan Pedro Escanilla

 

Cuando era pequeño iba a veranear a La Pesga, pueblo lindante a las Hurdes y santuario de la familia: Por las tardes bajábamos al rio a merendar y a bañarnos. Aún no había subido el agua del pantano de Gabriel y Galán, creando ese plano de agua uniforme que tenemos ahora, y el rio tenía distintos sitios, con paisajes muy diferentes, que tenían nombres propios: El charco de la olla; El molino; La pesquera…

Nosotros íbamos a la pesquera, lugar al que daba nombre una pequeña presa de cemento que remansaba el agua. La orilla estaba cubierta de piedras de aluvión, cantos rodados a los que llamábamos royos. Con los más grandes se pavimentaban las calles, cada vecino dando las peonadas que se necesitaran. Las calles se iban pavimentando sucesivamente dependiendo de dónde vivía el alcalde de turno. Los alcaldes eran todos del movimiento nacional, signo de los tiempos, pero vivían cada uno en barrios diferentes. Una suerte, porque así las calles de la Pesga se fueron enroyando poco a poco hasta que llegó el cemento y luego el alquitrán.

Con las piedras más pequeñas yo me pasaba las tardes enteras tirándolas al agua de forma que rebotaran en la superficie: Era un juego entretenido y apasionante: Amargo cuando la piedra caía a plomo haciendo "ploff" y más excitante cuanto más botes se lograban. Conseguir uno o dos era algo relativamente fácil y aun tres estaban al alcance de alguien un poco experimentado. Cuatro eran ya un logro y cinco… ¡ay cinco! Todo el mundo presume de haber llegado al quinto, pero no conozco a nadie que lo haya conseguido.

Si se quería ser eficaz había que escoger bien la piedra: Un peso suficiente para que cogiera inercia pero no tanto que necesitara mucha fuerza; Una forma redondeada, aplastada y lisa, cómo una lenteja.

Con el tiempo la mano tanteaba y escogía la piedra adecuada de forma automática mientras la mirada vagaba perdida por la superficie del agua y la mente se distanciaba de la realidad, cómo le pasa a los derviches sufíes cuando giran sobre su propio eje. Así, yo conseguía las cotas de abstracción que otros logran con estupefacientes prohibidos. De hecho podía abstraerme en cualquier sitio, incluso en la mesa, delante de la comida que no me gustaba, especialmente el potaje de garbanzos. Mi tío Eugenio, para defenderme, decía: "es que este niño es metafísico". En realidad quería decir místico, pero mi tío Eugenio usaba las palabras como le daba la gana que para eso había vivido en Bilbao, había cotizado al PNV y había estado en la cárcel por ello.

Pero yo no era ni metafísico ni místico, solamente estaba atocinado, como muchos chicos en la infancia y adolescencia que saben que pueden permitírselo porque están protegidos por un entorno benevolente.

Y La Pesga era para mí ese entorno benevolente. Acostumbrado a Madrid con todos sus peligros en forma de tranvías, de cruces con semáforos, de mayores que te ofrecían caramelos para sobarte el lomo y de compañeros de cole que trataban de quitarte la merienda, La Pesga era un remanso de paz dónde se podía corretear alegremente y subir hasta el pico sin más peligro que los mozos del campo, que se burlaban a la menor ocasión. Y yo les daba muchas.

Yo llegaba de Madrid al principio de cada verano con la arrogancia de los chicos de ciudad, que se creen superiores porque en su casa hay luz eléctrica, agua corriente y teléfono, y me volvía en el otoño con la sorpresa de haber recibido muchas más lecciones de las que yo pensaba dar.

En La Pesga aprendí a tirar la peonza, a jugar a gata y a la cachera, a nadar, a pescar, a montar en bicicleta, llevándome por delante un montón de ladrillos en el huertito, e incluso a fabricar una escopeta con un tubo de cortina, botecitos de pimentón y pólvora casera.

Más tarde aprendí a jugar al mus, al gilei y a las siete y media (la banca nunca me atrajo), a tirar con escopetas de verdad, una del 22 que tenía Don Marcelino y una del 12 de mi padre. También me cogí mi primera tajada tras una excursión a Junta los ríos (aún agradezco a mi abuelo Nicolás que me librara de las broncas limpiándolo todo) y si no aprendí a bailar fue porque nunca tuve maña para ello, ni aquí ni en Madrid. Ni aunque hubiera vivido toda la vida en Buenos Aires.

Todo eso me permitía ser un pequeño héroe cuando volvía al colegio y contaba todas estas cosas a los compañeros. Por supuesto, otros chicos venían de pueblos pequeños y pasaban allí las vacaciones, pero creo que mi afición a la exageración conseguía que La Pesga se convirtiera en sus cabezas en un territorio mítico, cómo de película, o de cuento. Uno de esos sitios donde se puede hacer de todo y con el que sueñan todos los niños. Así que durante mucho tiempo ejercí la doble vanidad de ser chico de ciudad en La Pesga y chico de pueblo en Madrid.

Después me alcanzó la juventud y empecé a buscarme excusas para ir menos, para dejar de ir: viajes, estudios, la panda de la universidad. La Pesga excitante de mis tiempos de crio no podía rivalizar con lo que Madrid podía ofrecer a un joven.

Al espaciar mis visitas notaba más los cambios tan rápidos que se iban sucediendo: casas más grandes y mejor construidas; la parte de allá del pantano poblada de olivares, pistas, carreteras nuevas y hasta autocares que salín directamente del pueblo. Probablemente el progreso, la pasta de Alemania primero y la de la seguridad social después, se llevaron muchas cosas malas y, la peor de todas, la pobreza. Hoy los niños juegan con las mismas maquinitas que los del resto de España, vemos la misma tele que en Madrid y estamos enchufados a internet y al móvil. Pero yo sigo añorando los royos de la pesquera, la música de Amancio y las partidas de Gilei en el piso de arriba de casa de Lalo. La nostalgia es un excelente detergente para limpiar los recuerdos. Por eso se dice que la patria de un hombre es su infancia.

Por eso quiero terminar citando estos versos de un poeta inglés del siglo XIX, William Wordworth:

Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no hay que afligirse. Porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.

Supongo que los que visteis la película de Elia Kazán lo recordaréis.

Lunes 07 de Julio de 2014 19:22

REGENERACION DEMOCRATICA

por Juan Pedro Escanilla

 

Parece que todo el mundo quiere apuntarse al carro de la regeneración democrática. Tiene su lado bueno porque parece que al fin una amplia mayoría se da cuenta de que las cosas no pueden seguir así pero, cuidado, cuando una expresión se generaliza, cada uno acaba entendiendo lo que quiere. Y deberíamos preguntarnos que hay tras la propuesta del gobierno relativa a la elección directa de los alcaldes.

Hay ciertas ideas cuya simpleza las hace aparentemente evidentes sin ninguna crítica. Está claro que si nos preguntan si nos parece bien que el alcalde sea la persona más votada, la mayoría tendemos a decir que sí. Parece obvio.

Claro que también podríamos preguntarnos si nos parece bien que se excluya de la posibilidad de ser alcalde a aquel o aquella a quien más gente ha excluido de sus votos. Es un poco menos obvio, pero también es lógico: nadie puede gobernar en contra de la mayoría de la población.

En elecciones binarias (dos candidatos/as) la contradicción no se plantea. Quien obtiene la mayoría es, por definición, el que menos oposición encuentra pero ¿qué pasa si hay tres, cuatro o más candidatos?

Desde hace varias décadas, los economistas están aplicando el modo de razonar de la teoría económica a los asuntos políticos. Desde este punto de vista lo que importa en un sistema electoral, es que dé un resultado de satisfacción óptimo para el conjunto de los ciudadanos, entendiendo como óptimo cualquier estado en el que cualquier cambio que suponga incremento de satisfacción de unos tenga como como consecuencia una perdida superior en otro u otros y por consecuencia un estado sub óptimo.

La propuesta del gobierno para las elecciones municipales tiene dos fallos conceptuales de base que la invalidan.

El primero parece ignorar que, en el sistema actual, los ciudadanos votan listas, no personas y que en la lista más votada, y en realidad en todas las listas, todos los miembros tiene los mismos votos. Inferir que los ciudadanos que han dado un mismo número de votos a, pongamos 10 personas, quieren que sea alcalde el señalado por su partido como cabeza de lista, no me parece un ejemplo de regeneración democrática precisamente.

Teniendo en cuenta que lo que se vota son listas, el segundo fallo es el de suponer, para las elecciones de tres o más listas, que los ciudadanos descartan por igual a las listas que no votan. Es decir que el elector que vota, por ejemplo, al PP, valora exactamente igual a fuerza nueva, a izquierda unida y a los verdes. Suena raro.

Por el contrario, parece perfectamente lógico que un elector, que quiere que gobierne el partido que él ha votado, pueda aceptar, como segunda opción que gobierne otro y descartar absolutamente que gobierne un tercero. Un gobierno formado por una minoría pero al que apoyan otros electores que lo ven como segunda opción tendría, seguramente, más legitimidad democrática que un gobierno de una minoría algo más mayoritaria pero al que los demás electores no quieren ver ni en pintura. Podemos razonablemente pensar que la primera solución se acerca más al óptimo de bienestar común que la segunda.

Para entender lo que digo pensemos un momento en cómo funciona el concurso de Eurovisión. En él cada jurado no vota exclusivamente la canción que más le gusta sino que tiene una serie de votos ponderados (12; 10; etc.) que da a diversas canciones según su orden de preferencias. No es habitual, pero no sería imposible que un concursante que obtuviera 10 puntos de cada jurado, pudiera ser el más votado sin haber tenido un solo voto de 12. Dejando aparte el dudoso gusto que los jurados de Eurovisión han demostrado en las últimas ediciones, esta claro que nadie consentiría que se llevara el premio alguien que tuviera en total menos votos aunque tuviera una respetable cantidad de doces porque el total es la expresión de la máxima satisfacción del conjunto de jurados.

El problema practico que se plantea en las elecciones políticas es el de determinar de forma correcta cuales son las segundas y terceras opciones de los electores (Curiosamente, nunca he visto preguntar al CIS por ello. Por ejemplo: Si el partido al que usted vota no obtuviera la mayoría suficiente para gobernar, ¿Cuál preferiría Usted que o hiciera? o algo similar). Por supuesto una elección con un sistema de puntos como en Eurovisión me parece difícilmente practicable pero hay alternativas.

Una de ellas es el voto sucesivo: Si hay, supongamos, cinco candidatos y ninguno logra la mayoría absoluta, se hace una segunda elección de la que se elimina al que menos votos ha sacado. Con ello se obliga a los que tenían a ese candidato eliminado como primera opción a explicitar su segunda preferencia en su nuevo voto. Si aun así nadie saca la mayoría absoluta, se elimina de nuevo al que menos votos ha sacado y así sucesivamente.

En realidad, pienso que, en la práctica, un sistema como el francés, en el que lo que se hace es una segunda vuelta con los dos candidatos mejor situados, daría unos resultados bastante aceptables en cuanto a combinación de primeras y segundas preferencias de los electores con una notable economía de procedimiento.

El “pero” de este sistema es que obligaría a disociar en las municipales la elección del alcalde de la de los concejales ya que si se aplica la eliminación de los menos votados a todos los componentes de la lista se acabaría con uno de los elementos claves de nuestro sistema que es la representación proporcional. En un momento en que se pone en cuestión el bipartidismo no parece que sea la dirección correcta. Por su parte la elección separada de alcalde y concejales obligaría a repensar el reparto de competencias establecido en la ley de reguladora de las bases del régimen local, incluida la moción de censura. No obstante, es una vía que se puede explorar.

La solución más simple es, curiosamente, la que está más a mano: El sistema actual funciona de manera que, cuando una lista no alcanza la mayoría absoluta, se abre un proceso de posibles coaliciones poselectorales y acuerdos de gobierno. Lo que está implícito en el sistema es que los representantes elegidos comparten con los electores a los que representan no solo el acuerdo sobre un programa sino también, las segundas opciones y preferencias.

Suponer que ese vínculo es fiable al 100% es excesivo y todos tenemos en la cabeza a formaciones políticas que han hecho acuerdos post electorales que claramente rechinaban con el sentir de sus bases. Probablemente esto se deba a que el sistema de listas cerradas tiende a separar a los aparatchiks de sus bases y aunque todos sabemos que al final se acaba pagando en términos electorales, esto no es un gran consuelo.

Sin embargo el remedio a esa separación es más simple de lo que parece: un sistema de listas abiertas permitiría a los ciudadanos poner en las concejalías a quienes más sintonicen con sus propias ideas e incluso expresar sus primeras preferencias y siguientes con mayor claridad. Hecho esto, los concejales elegidos podrían llegar a acuerdos que expresaran más fielmente la voluntad de los electores. Eso sería una verdadera regeneración democrática.

Pretender gobernar todos los municipios de España a base de treintas y cuarentas por ciento puede ser muy útil para conservar el poder e incluso para intentar imponer el sistema a niveles superiores pero de regeneración democrática no tiene nada.

Miércoles 02 de Julio de 2014 10:34

Pancakes

por Ana Martínez Arce

 

 

Desde que hace unos meses vi a mi querido Jamie Oliver haciendo pancakes con sus niñas, más bien enseñando a sus niñas a hacer pancakes, he tenido ganas de hacerlos. En general son la cosa más fácil del mundo y, tal y como los hace Jamie, más aún, así que si dos niñas de menos de 10 años pueden hacerlos ¡nadie tiene excusa!

 

Además son tan rápidos que los puedes hacer hasta para desayunar: yo siempre había pensado que los desayunos americanos estos con las tortitas, el bacon y los huevos eran una leyenda urbana o una forma de explotar a la madre que se tiene que levantar 3 horas antes que los niños todos los días para que cuando las fierecillas bajan por las escaleras de madera antes de ir al cole tengan el zumo, el colacao/café o lo que se tercie preparado, junto a los huevos, el bacon, las tortitas y los gofres.

¿Y para qué? Pues para darle un mordisco a la tortita sin echarle ni sirope de arce ni nada por encima y decir: mamá, me voy que en el colegio tenemos follón y tengo que llegar pronto.. ¡Venga hombre! Soy yo la madre y en esas tres horas me habría dado tiempo a instalar esposas en los reposabrazos de las sillas para que de esa mesa no se levantase ni Dios hasta que no se hubiesen acabado los frutos de mi trabajo! A lo que iba es que son tan rápidos que no te hacen falta esas tres horas: en 3 minutos has hecho la masa y luego en la sartén se hacen a toda pastilla, así que todo son ventajas. Y con sirope de arce por encima...mmm están que te mueres de buenos.

 

Receta

PD. Esta es una página web que he creado con mi hermana: www.hermanasarce.com

Martes 01 de Julio de 2014 20:51

Ignasi Terraza

por Leopoldo Simó

01/07/2014

Ignasi Terraza

 

IngasiTeeeaza1

 Ignasi Terraza

(foto y © de Fernando Prats)

 

En un artículo anterior publicado en este mismo blog ya salió el nombre de Ignasi Terraza y acerca de él escribía yo "... pero especialmente a Ignasi lo llevo siguiendo hace tiempo, porque lleva mucho sobre los escenarios, lo he visto con otras formaciones y me parece un pianista excelente sobre el que habrá que volver." Pues es el momento de hacerlo y convertirlo en protagonista de este post.

 

Ya he escrito en varias ocasiones que Cataluña ha dado y sigue dando grandes intérpretes de jazz (por este blog ya han pasado varios) e Ignasi es uno de ellos. Ignasi Terraza es uno de los pianistas de jazz españoles de mayor proyección internacional. Además de haber tenido sus propias formaciones (actualmente Ignasi Terraza Trío) y ser co-fundador en el año 1996, junto a Oriol Bordas y Dani Alonso, de la Big Band Barcelona Jazz Orquestra, en la que sigue tocando, Ignasi ha tocado con grandes músicos nacionales e internacionales. Invidente, perdió la vista a los 9 años, estudió piano en el Conservatorio de Barcelona, a los 14 años descubrió el jazz cuando el afinador que iba a su casa le habló de Tete Montoliu y a los 18 años ya estaba tocando en clubs de su ciudad, al mismo tiempo que iniciaba sus estudios de Informática. Ignasi es la primera persona ciega que obtiene la titulación superior de Informática en España, pero después de compaginar durante algunos años la música con la informática dejó está última para dedicarse por completo a la primera, que a buen seguro le reportará más satisfacciones y desde luego los aficionados al jazz le agradecemos que dedique el mayor tiempo posible a ella.

 

Lleva más de 30 años tocando jazz por los escenarios más prestigiosos del mundo, su primer premio lo recibió en 1991, primer premio del Festival Internacional de Getxo, con el grupo que formó con David Mitchell (Mitchell-Terraza Quartet), y desde entonces ha recibido varios más, alguno de ellos tan prestigioso como el Jacksonville Jazz Piano Competition que le fue otorgado en 2009 en esa ciudad de Florida. Desde el 2003 es profesor de piano jazz en la Escuela Superior de Música de Cataluña. Ha grabado una veintena de discos, algunos con su trío u otros intérpretes o agrupaciones y alguno en solitario, como es el caso de Sol-IT, editado por Swit Records en 2012. Un doble CD que recoge 24 temas de entre los que interpretó Ignasi en dos conciertos consecutivos en la sala de cámara del Palau de La Música de Barcelona. Y escojo este disco de entre los grabados por Ignasi porque en él podemos escuchar a Ignasi en estado puro y apreciar toda su técnica y creatividad. Él a solas con su piano, de ahí viene posiblemente el título del disco (Solo-Ignasi Terraza), interpretando estándares de jazz (la mayoría de los temas lo son) en una versión personalísima. Porque, sin abandonar nunca la melodía, Ignasi nos regala unas improvisaciones muy personales y llenas de su swing y de su magia. O el último disco (por el momento) de su trío, con Pierre Boussaguet (contrabajo) y Esteve Pi (batería), Live at The Living Room, grabado en directo en Bangkok y con un contenido muy variado en el que hay estándares de jazz, bossa nova, composiciones propias y hasta un par de canciones tradicionales catalanas. Un excelente disco lleno de sensibilidad y de buen gusto.

 

Otro de sus últimos proyectos ha sido "Imaginant Miró" (Suite Miró), una serie de temas compuestos por Ignasi Terraza e inspirados en cuadros del pintor Joan Miró. Interpretado por Ignasi Terraza Trío, "Imaginando Miró", se estrenó en 2012 en la National Gallery de Washington con ocasión de la exposición monográfica sobre el pintor. En aquella ocasión lo componían únicamente cuatro piezas musicales. Después Ignasi completó la suite, que se presentó en Madrid en mayo 2014 en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Un espectáculo en el que la música de Ignasi se funde con el mundo pictórico creado por Miró. De este proyecto dijo Chema García en El País "El mundo de Terraza-Miró es liviano e ingrávido ... Es éste un jazz de estancias amplias y suntuosas, estilizadas; un jazz elegante". En el espectáculo "Imaginando Miró", al concierto se añade la aportación del videoartista David Cid que complementa las descripciones de los cuadros con imágenes mironianas de video inspiradas en sus cuadros. "Al acercarme a la obra de Miró me he identificado mucho con su forma esencialista de expresión, con su libertad, su colorido, y su precisión, valores que continuamente busco en mi música", son palabras de Ignasi. El disco con la suite completa saldrá en este mes de julio de 2014 y los próximos 8 de agosto y 25 de septiembre se presentará en el Centre Cultural de El Born barcelonés. Atentos. Un proyecto en el que Ignasi ha puesto mucha ilusión.

 

ImaginantMiro 

Imaginant Miró (Ignasi Terraza, Esteve Pi y Horacio Fumero)

 

Pinchando aquí podéis ver el videoclip promocional de este proyecto.

He tenido la oportunidad de ver a Ignasi en directo en varias ocasiones. La primera de ellas en Café Central de Madrid, con su trío y la cantante Susana Sheiman, una gran vocalista. Susana es madrileña y lleva varios años residiendo en Barcelona y actuando con Ignasi Terraza Trío y con la Barcelona Jazz Orchestra (BJO), una de las mejores big bands de Europa. En aquellos conciertos del Café Central (una semana completa) el trío lo completaban el batería Esteve Pí y el contrabajo Horacio Fumero. Algún contratiempo de última hora debió surgirle a Horacio Fumero la noche que fui yo a verles porque no estuvo e Ignasi no lo sustituyó por ningún otro contrabajista, aunque hubiera podido hacerlo, sino por el saxofonista norteamericano Bob Sands, que lleva más de 20 años residiendo en Madrid y es un habitual en los clubs de jazz españoles. Piano, saxo y batería, además de Susana, una composición de grupo como la que hicieron famosa Lester Young, Nat King Cole y Buddy Rich en los años 40 y 50 del siglo pasado. Ignasi me comentó, porque tuvo la gentileza de concederme unos minutos de charla (gracias Ignasi), que es una experiencia que le interesa. La ausencia de contrabajo hizo que en algunos momentos Ignasi lo supliera tocando en su piano unas notas graves con su mano izquierda fijando el tono para todo el grupo. Magnífico Ignasi. Las otras veces lo he visto en la Sala Clamores de Madrid, formando parte del quinteto de Joan Chamorro y Andrea Motis, con quienes toca de manera habitual. La última ha sido bien reciente, el pasado 28 de junio.

 

 IgnasiTerraza3

Ignasi Terraza en la Sala Clamores de Madrid (28/06/2014)

 

Ya publiqué en este mismo blog un artículo sobre Joan Chamorro y la Sant Andreu Jazz Band y otro sobre Joan Chamorro & Andrea Motis Quintet, así que no insistiré demasiado sobre este magnífico grupo que ya he visto en directo en varias ocasiones. Sólo remarcar una vez más el éxito que están teniendo en todas sus actuaciones, que ya no se limitan únicamente a Cataluña, porque ya han actuado en otras regiones españolas y en varios países. Y allí donde van, el lleno está asegurado. Como ocurrió en su reciente actuación en Clamores, donde además del quinteto, tuvimos de nuevo la oportunidad de ver a Magalí Datzira y escuchar su contrabajo y su preciosa voz en varios temas y también a su hermano, Iscle Datzira, un joven saxofonista formado también en la Sant Andreu Jazz Band, en el tema que cerró el concierto, On the sunny side of the street.

 

 IgnasiTerraza4

Magalí Datzira con Joan Chamorro & Andrea Motis Quintet (28/06/2014)

 

 IgnasiTerraza5

Aspecto de la sala en el intermedio entre los dos pases del concierto (28/06/2014)

 

Un concierto en el que el quinteto interpretó más de veinte estándares, como Poor butterfly, Manha de Carnaval, My favourite things, Lady sings the blues, Moddy's mood for love, La chica de Ipanema, The old country, Gloomy Sunday, Cheek to cheek, In a sentimental mood o Bésame mucho.

 

 IgnasiTerraza6

Ignasi Terraza, Iscle Datzira, Andrea Motis, Joan Chamorro, Magalí Datzira, Esteve Pi y Josep Traver

en la Sala Clamores de Madrid (28/06/2014)

 

Y vuelvo a centrarme en Ignasi. En nuestra conversación me contó sus proyectos más inmediatos, que son muchos además del mencionado "Imaginant Miró".

Con Joan Chamorro y Andrea Motis estarán en el festival de jazz de Vitoria de este mes de julio.

Con el trío (Pierre Boussaguet y Esteve Pi) actuarán este verano en el Festival de Marciac, uno de los festivales más famosos de Francia, harán una pequeña gira por Alemania, y la primera semana de Septiembre estarán en el Café Central de Madrid y también en septiembre estarán en el festival de Colmar (Francia) acompañando al famoso trompetista norteamericano Terrell Stafford.

Con la BJO destaca la gira que acaban de hacer con el trompetista John Fadis, presentando el nuevo cd tributo a Dizzy Gillespie "Dizzy's Bussiness". y en septiembre tocarán en Perpignan.

Tiene programadas actuaciones con músicos internacionales: a finales del mes de julio una colaboración con los guitarristas franceses Boulou Ferrer y Christian Ferrer con Pierre Boussaguet, unos de los mejores representantes actuales del estilo Django.

Ignasi se ha interesado también por el flamenco, y ha comenzado dos colaboraciones: una con el guitarrista Josemi Carmona, y otra con el cantaor Joaquín Gómez "el Duende". Son proyectos de encuentro de jazz con flamenco, buscando el poder dialogar juntos desde sus respectivas raíces.

Y más. Conviene estar atentos, porque merece la pena asistir a sus conciertos. Algunas de estas programaciones pueden verse en la agenda de su web (http://www.ignasiterraza.com/).

 

 

Jueves 26 de Junio de 2014 12:35

AFORAR

por Juan Pedro Escanilla

Una acepción común del verbo aforar es la de “estimar o evaluar la capacidad o el contenido de un recipiente”.

Supongo que las autoridades competentes han debido evaluar o estimar de manera muy pesimista lo que se le podía venir encima al ex rey Juan Carlos I, a juzgar por las prisas que se están dando en aforarle.

Son los inconvenientes de la abdicación. Lo normal, en monarquía, es que el rey termine sus funciones muriéndose, ya sea en la cama o en el campo de batalla, para que el chambelán de turno pueda gritar aquello de: “El rey ha muerto, ¡Viva el rey!”.

Creo que hay alguna tribu africana en la que nombran rey a uno de sus miembros quien por un tiempo determinado es tratado, valga la redundancia, a cuerpo de rey: le dan de comer hasta saciarse, le llevan mujeres y seguramente, esto sólo lo imagino por la situación geográfica, le permiten cazar algún elefante. Después se lo cargan, y ya esta: El siguiente, por favor.

Ha habido abdicaciones famosas, algunas de ida y vuelta como la de Fernando VII, y en la mayoría de ellas el rey abdicado ha tenido que salir con el rabo entre las piernas. Lo excepcional, por inhabitual, es un rey abdicado pasando tranquilamente los últimos días de su vida en Yuste. Claro que Juan Carlos I no es Carlos V, quien no se avergonzaba de su hijo bastardo, Don Juan de Austria. Ni supongo que de otras cosas.

Los tiempos cambian. Y un rey abdicado puede ser rápidamente presa de los fantasmas del pasado en forma de presuntos hijos, amores turbios o negocios oscuros. De cuentas no saldadas, en definitiva.

Con aforamiento o sin él, si hay cosas saldrán. Y cada cosa que salga, independientemente del recorrido judicial que tenga, será una acusación contra la falta de transparencia anterior. Así que creo que el debate es un poco inútil. La propia abdicación exprés es un síntoma del deterioro de la institución. Ha bastado un resquicio para que cientos de banderas tricolores se colaran por él.

Pero no nos engañemos: El 19 de junio no era el 14 de abril. Hoy por hoy no se trata de dar un golpe que traiga la republica. De lo que se trata es de corregir los abusos de un poder ante las limitaciones de una Constitución que cada día pide a gritos una reforma.

Hagamos una reforma constitucional que profundice en la democracia, que se adecúe a las nuevas circunstancias y que impida los recortes en los derechos adquiridos.

Probablemente, entonces, la republica vendrá como fruta madura.

La adelantada de las acuñaciones a molino en el Nuevo Mundo fue, como no podría ser de otra manera, a Ceca de Méjico. Nueva España, el nombre oficial del territorio mejicano, siempre fue la zona colonial española no solamente mas prospera, sino también la mas vinculada a la metrópoli. Por ello, nada tiene de extrañar que la primera Casa de Moneda que emitiera moneda de cordoncillo en aplicación de la Ordenanza de 1728 de Felipe V, fuera la de Méjico. No obstante, así como la aplicación de la disposición en España tuvo un carácter inmediato para las cecas de Madrid y Sevilla, que ya en 1729 comienzan la labra de las nuevas monedas con el diseño tradicional de escudo imperial y leones y castillos en ambas caras, la aplicación de la Ordenanza en América no fue asunto fácil de llevar a cabo.

 

Por otra parte, la larga duración de la travesía del atlántico, de Sevilla a Vera Cruz, dificultaba el envió del material necesario para proceder a las nuevas acuñaciones. No solamente se trataba de cuños y troqueles, sino del transporte de las pesadas prensas de volante, necesarias para la acuñación, de acuerdo con los términos de la Ordenanza de 1728. Por otra parte, como sabemos, las cifras de producción de moneda de gran módulo en Méjico siempre habían sido del (del orden de 5 veces) muy superiores a las correspondientes a cualquier Ceca peninsular. Esto hacia necesario que se dispusiera de una maquinaria mucho mas productiva, por lo que se requería el uso simultaneo de un número muy alto de prensas. Como consecuencia de todo ello, se evidenciaba la necesidad de continuar la producción de moneda macuquina en la ubicación tradicional de la Casa de Moneda, para poder mantener la capacidad de emisión, del orden de mas de 5 millones de piezas de 8 Reales, en aquellos momentos.

 

Por tanto, fue necesario emprender la construcción de una nueva Casa de Moneda a ubicar en la misma calle que la anterior, llamada de la Moneda, decisión que fue tomada en 1731. Los hermanos CAYÓN  han publicado un interesante artículo sobre los avatares por los que atravesó la Casa en sus primeros momentos, hasta la conclusión de su edificio en 1734. Este artículo, resultado de su trabajo de investigación sobre el tema, y de la extraordinaria documentación numismática acumulada durante muchos años por la familia CAYÓN, está publicada en el catálogo de la subasta de un importante colección de Duros españoles, organizada por CAYÓN en el Hotel Ritz de Madrid el 4 de febrero de 2012, en la que están incluidas 4 valiosas piezas emitidas en este periodo (1732-1733).

 

Las piezas columnarias de Méjico de 1732 y 1733 siempre han ejercido una gran atracción para los coleccionistas del Nuevo y del Viejo Mundo. Por un lado, son las primeras monedas de cordoncillo producidas en América, y por tanto, son un antecedente muy directo de la emisión de Dólares de plata por parte de los Estados Unidos y de 8 Reales y Pesos producidos con la misma métrica por los países hispanoamericanos después de la Emancipación. Y por otro lado, los ejemplares producidos en estos años, necesariamente tuvieron que ser acuñados en un número muy reducido (aunque desgraciadamente por el momento no se dispone de cifras de fabricación desglosadas, por referirse las estadísticas  a totales de plata acuñada, incluyendo la de moneda macuquina) a juzgar por el escaso número de ejemplares conservados.

 

Además, parece evidente que estas monedas de 1732 y 1733 tenían un carácter de cuasi pruebas, ya que su objeto no era el de producir circulante (lo que se seguía llevando a cado con la emisión de monedas macuquinas en estos dos años), sino verificar el funcionamiento de la maquinaria importada desde España y comprobar la forma definitiva en que ésta debía quedar instalada en la nueva Casa de Moneda. Este carácter de cuasi prueba queda acreditado por la extraordinaria riqueza de detalles que presentan las monedas columnarias de estos dos años, que no llegará a ser superada por acuñaciones posteriores, sean de: Méjico, Lima o Potosí. Además no sabemos por qué circunstancias, la mayor parte de las piezas de estos dos años que han llegado hasta nosotros, procede del rescate del pecio del navío Hollandia, por lo que la mayor parte de los ejemplares supervivientes tienen grandes oxidaciones procedentes de su contacto con agua de mar, lo que hace aún mas deseables los ejemplares carentes en absoluto de estas oxidaciones.

 

PRADEAU ha publicado en su historia Numismática de Méjico las cifras de acuñación total de moneda de plata producida por esta Ceca, de 1733 a 1821, expresada en pesos. Estas cifras oscilan de 7 a 11 millones de pesos con Felipe V, de 11 a 13 con Fernando VI, de 10 a 23 con Carlos III, de 15 a 25 con Carlos IV y de 4 a 24 con Fernando VII. Repasando las cifras anuales, vemos que el comienzo de las acuñaciones de moneda de busto en 1772 durante el reinado de Carlos III, no representa un incremento en las cantidades de moneda producidas a partir de ese año, aunque sí se observa una tendencia creciente en las cantidades acuñadas desde 7 millones en 1735 (año de mínima producción con Felipe V)  hasta casi 25 millones en 1809 (año de máxima producción con Fernando VII). Sin embargo, es evidente que la rareza actual de los 8 Reales de tipo columnario es muy superior a la de las piezas de busto, incluso si la comparamos con las mas escasas de éstas, como las de Carlos III.

 

En cuanto a precios, si dejamos apartada la cuestión de los de las piezas de 8 Reales de 1732y 1733 que comentaremos después, al igual que procedimos con los de las piezas peninsulares de 8 Reales de: Carlos III, Carlos IV, y Fernando VII, la fuente mas fiable que hemos podido utilizar, es la de los precios de adjudicación en subastas celebradas en los últimos años (entre 2000 y 2011) ya que al ser piezas que aparecen con frecuencia suficiente, sobre todo en España y Estados Unidos, resulta posible efectuar el análisis de correlación y calculo de medias y desviaciones, con bastante exactitud. Es basados en estos datos y en el conocimiento de las cifras de cantidades globales de plata acuñada año a año, hoy disponibles para las cecas de: Méjico, Lima y Potosí, por lo que hemos podido también formular hipótesis sobre la tirada anual de estas piezas para cada tipo diferente de monedas de 8 Reales, por reyes y cecas.

 

En las entradas dedicadas a los 8 Reales de cordoncillo hispanoamericanas iremos dando cuenta del resultado de estos análisis estadísticos. No obstante, ahora debemos adelantar algunas conclusiones respecto a los precios de los 8 Reales columnarios de Méjico, puesto que vamos a proceder a la valoración de varias de estas piezas en esta entrada. Con carácter general, podemos decir que nosotros consideramos que la rareza de las piezas comunes columnarias de 8 Reales de: Felipe V, Fernando VI, y Carlos III, es muy semejante, tanto por el número de ejemplares que aparece en subastas, como por el precio de adjudicación que alcanzan en ellas, para una determinada conservación. Ciertamente, las piezas de Felipe V han tenido un mayor uso que las de los reyes posteriores, por su mayor antigüedad. No obstante, al tratarse en general, de piezas acuñadas a mayor presión y por tanto con mayor relieve, la realidad es que la conservación media de las piezas subastadas es muy similar para las de cualquiera de estos reyes.

 

En cuanto a los precios alcanzados por los 8 Reales columnarios de Méjico, en sus distintas conservaciones, nuestra conclusión es que el salto de un grado equivale aproximadamente a multiplicar por vez y media el precio de la pieza, a igualdad de los demás factores. Así los precios de las piezas de 8 Reales columnarios comunes de: Felipe V, Fernando VII y Carlos III, sería: 100€ en VG, 200€ en F, 300€ en VF, 450€ en XF y 600€ en AU. En cuanto a los precios de las piezas acuñadas en Méjico en 1732 y 1733, ya no resulta posible el analisis estadísticos, ya que el número de ejemplares subastados en estos últimos años es muy escaso. Por ello, preferimos indicar nuestra  estimación de valor para cada uno de los cinco tipos de piezas acuñadas en estos años y posteriormente facilitar las valoraciones de algunos catálogos de moneda española de muy reciente edición, y los de las últimas subasta significativas para este tipo de  piezas.

 

Nuestra estimación de precios actuales para este tipos de piezas son los siguientes: 1732, 33.000€ en AU+, 1733MoF, 15.000€ en AU+, 1733MXF, 15.000€ en AU+, 1733MXMF, 15.000€ EN AU+ y 1733MoMF, 5.000€ en AU+. En CALICÓ 2008 los precios de estas piezas son los siguientes: 1732, 10.000€, 1733MoF, 8.000€ en VF, 1733MXF, 10.000€ en VF, 1733MXF, 15.000€ en VF, 1733MoF, 4.200€ en VF. Y en PEIRO 2007 los precios en VF son los siguientes: 1732, 9.000€, 1733F, 7.000€, 1733MXF, 9.000€, 1733MXF 10.000€, 1733MoMF 4.000€.

 

En la subasta celebrada por RENAISSANCE y CAYÓN de la colección de VON SCHUCKMANN celebrada en el hotel Ritz de Madrid el 13 de diciembre de 2001, la pieza de 1732 en AU+ tuvo un precio de adjudicación de 30.000€ incluidos gastos y la de 1733MXF, el de 5.000€ en UNC, con ciertas oxidaciones en sus bordes. En la subasta de ARS CLASICA celebrada en Zúrich el 18 de marzo de 2002 los precios de salida de las siguientes piezas, fueron: 1732, 20.000€ en UNC con cierta oxidación, 1733F, 6.000€ en UNC con ciertas oxidaciones, 1733MXF en VF, 8.000€, 1733MoMF, 7.000€ en XF. Los precios de salida de piezas subastadas por CAYÓN en Madrid el 4 de febrero de 2012, son los siguientes: 1732 (la misma pieza de la colección VON SCHUCKMANN), 33.000€ en AU+, 1733F, 2.5000€ en VF, 1733MXF, 10.000€ en XF con cierta oxidación y 1733MoMF, 3.000€ en VF.

 

FIGURA 138.1

 

La pieza que aparece en la FIGURA 138.1 es una medalla acuñada en 1958 en alpaca con ocasión de la primera exposición iberoamericana de numismática y medallistica celebrada en Barcelona,. La medalla reproduce en unas de sus caras el diseño del anverso de un columnario, en el que aparece la fecha de 1758 y como Ceca la de Barcelona: BA. En el reverso se reproduce el de una moneda de 640 Reis de Brasil acuñada en la Ceca de Bahía (B). La pieza tiene la inscripción de ANTONIVS RIBOT ME FECIT. La medalla ha sido rozada en su canto para comprobar si había sido acuñada en plata. La pieza, pese a no ser de plata, tiene un diseño muy atractivo y es unas de las primeras que conmemora una exposición numismática en España, por lo que estimamos su precio en 30€, en UNC.

 

FIGURA 138.2

 

La pieza mostrada en la FIGURA 138.2 es un 8 Reales acuñado en Méjico en 1733 a nombre de Felipe V con Manuel de León y Francisco de la Peña como Ensayadores. Como ya hemos indicado anteriormente, el valor de esta moneda en VF lo estimamos en 2.400€, ya que estimamos que la pieza tiene la condición de Rarísima, por lo que su precio es de ocho veces el de los columnarios comunes.

 

La pieza tiene forma ligeramente cóncava si la examinamos desde su anverso  con las columnas de Hércules, debido a exceso de presión de acuñación en el centro del reverso, lo que ha producido poca impresión en ese punto y un exceso de desgaste por uso en la parte superior de los dos mundos. La pieza tiene la inscripción PLVS VLTRA casi completa, faltando únicamente la parte derecha de la R. También está completa la parte final de la banda en la que se inscribe la leyenda. En el reverso únicamente se aprecia gastaje en el florón central de la corona. Por tanto su valor seria de 4.400€ y su precio de mercado algo mas alto por su ligera pátina no removida, 3.000€ en VF.

 

Aprovechamos el análisis de esta pieza para indicar nuestra estimación de rareza para las restantes piezas de 1732 y 1733: 1732, de la mas alta rareza (RRRRR), 32 veces el precio de las piezas comunes, 1733F, 1733MXF y 1733MXF, extraordinariamente raras (RRRR) con un valor de 16 veces el de las piezas comunes.

 

FIGURA 138.3

 

La pieza de la FIGURA 138.3 es un 8 Reales de Felipe V acuñado en Méjico en 1741 con los mismos Ensayadores anteriores. Esta fecha  es valorada por HARRIS  1968 en su obra PILLARS  AND PORTRAITS en 40€ en F y 75$ en VF. VICENT la asigna un precio de 4.000P en 1968 y 10.000P en 1978 en F. CALICÓ fija un precio reducido para esta pieza en 1982 y 1994: 15.000P y 18.000P en VF, mientras que en 2008 eleva substancialmente este valor hasta 300€ en VF. CAYÓN 1976 la valora en 2.600P en VG, 4.500P en F y 7.500P en VF, mientras que en 1980 y 1998 fija un precio de 20.000P en VF y 30.000P en VF, no muy diferentes de los indicados por CALICÓ. Por su parte ALDEÓN 1984 la valora en 18.000P en VF y PEIRO 2007: 180€ en VF y 400€ en XF, lo que estimamos es algo bajo.

 

 La presente pieza no está limpiada, el 75% del mapamundi es visible, los leones del escudo del reverso están completos, tiene algo de gastaje en la parte alta del segundo mundo, presenta desgaste en la parte alta de las columnas, en la parte central de la corona y en la R de la leyenda PLVS VLTRA. Por todo ello, su conservación en VF, con un valor y precio de mercado de 300€ (200€ en F y 450€ en XF).

 

FIGURA 138.4

 

 La pieza de la FIGURA 138.4 es un 8 Reales acuñado en Méjico por Felipe V en 1743 con los mismos Ensayadores anteriores (MF). Esta pieza se encuentra en conservación XF ya que el gastaje no afecta prácticamente a ninguna línea de los detalles de su diseño. Así, la parte alta de las columnas tiene sus anillos prácticamente completos. Los contornos de los continentes de los dos mundos están completos al 90%. La roca sobre los mares tiene solo un ligero desgaste en su parte mas alta y la corona solo presenta un ligero gastaje en el florón extremo a la derecha, mientras que la leyenda PLVS VSTRA está completa en todas sus letras. En este grado, su valor sería de 450€, que disminuiremos hasta un precio de mercado de 400€ por presentar algunos achatamientos en su grafila, como defecto acuñación.

 

Los precios señalados para esta pieza en KRAUSE 2002 son: 65$ en VF, 100$ en F, 200$ en VF y 400$ en XF. Nosotros estimamos que estos precios son bajos especialmente para las conservaciones menores, creyendo que los saltos de grado deben valorarse a un precio 1,5 veces superior, en lugar de 2 veces superior tal como lo hace KRAUSE.

 

FIGURA 138.5 

 

Por último, la pieza de FIGURA 138.5 es idéntica a la anterior, así como su grado: XF. Por tanto el valor de la pieza sería de 450€ en XF, que disminuiremos a 400€ como precio de mercado por disminuir aproximadamente un 10% por el fallo que acuñación que presenta en su canto en la parte superior derecha de su anverso. Las valoraciones de las diferentes fechas de los columnarios de Felipe V de Méjico posteriores a 1733 son similares, excepto los de 1734 y 1747  que suelen tratarse a un precio algo superior.

 

 

   

18. THE MEXICANS COLUMNARIOS OF PHILIP V

 

The advance of the mill coinages in the New World was, as it could not be otherwise, the one of the Mint of Mexico. New Spain, the official name of the Mexican territory, was always the Spanish colonial area not only more thrives, but also the more linked with the metropolis. This is why it has nothing surprising that the first mint which issued cord currency by the implementation of the Ordinance of 1728 of Philip V, without the one of Mexico. However, as well as the application of the provision in Spain had an immediate effect on the mints of Madrid and Seville, since in 1729 starting the work of the new coins with the traditional design of imperial shield and lions and castles on both sides, the application of the Ordinance in America was not easy to carry out affair.

 

On the other hand, the long duration of the crossing of the Atlantic, from Seville to Vera Cruz, made difficult the sent of the necessary material to proceed to the new coinages. It was not only about stamps and dies, but also the transport of the heavy steering wheel presses, necessary for the coinage, under the terms of the Ordinance of 1728. On the other hand, as we know, the production figures of the large diameter coins in Mexico always had been (in the order of 5 times) very superior to the corresponding to any peninsular mint. This created the need have available a much more productive machine, which is why the use was required simultaneous very high numbers of presses. As a result, it was obvious the need to continue the production of cob currency in the traditional location of the mint, to be able to maintain the ability to issue, in the order of over 5 million coins of 8 real, in those moments.

 

It was therefore necessary to undertake the construction of a new mint to be located in the same street as the previous, called of the Currency, a decision which was taken in 1731. The Cayón brothers have published an interesting article about the ups and downs that has undergone the mint in its early stages, until the conclusion of its building in 1734. This article, result of work of research about the subject, and the extraordinary numismatic documentation accumulated for many years by the Cayón family, is published in the catalogue of the auction of an important collection of Spanish 5 peseta coins, organized by Cayón in the Hotel Ritz in Madrid on February the 4th, 2012, which included 4 valuable coins issued in this period (1732-1733).

 

Columnarias coins of Mexico from 1732 and 1733 always have exerted a major attraction for collectors of the New and the Old World. On the one hand, they are the first cord coins produced in America, and are therefore a very direct antecedent of the issue of silver dollars from the United States and 8 real and pesos produced with the same metric by Latin American countries after the Emancipation. And on the other hand, the copies produced in these years, necessarily had to be minted in a very small number (although unfortunately at the moment are not available disaggregated figures for manufacturing, for statistics referring to total coined silver, including cob currency) judging by the limited number of preserved copies.

 

Moreover, it seems obvious that these coins in 1732 and 1733 had a character almost evident, that its purpose was not to produce circulating (which was still underway with the issuing of cob coins in these two years), but to check the functioning of the machinery imported from Spain and to check the final form in which it should be installed in the new mint. This characteristic of quasi evidence is accredited by the extraordinary wealth of details which are in the columnaria coins of these two years, that will not be overtaken by later coinages, are: Mexico, Lima and Potosí. Also we don't know in which circumstances, most of the coins in these two years that have come down to us, comes from the rescue of the wreck of the ship Holland, so most of the surviving copies have large oxidations from their contact with sea water, which makes it even more desirable copies lacking at all in these oxidations.

 

Pradeau has published in his Numismatics History of Mexico the figures of total mintage of silver coin produced by the mint, from 1733 to 1821, expressed in pesos. These figures range from 7 to 11 million pesos with Philip V, 11 to 13 with Ferdinand VI, from 10 to 23 with Charles III, 15 to 25 with Charles IV and 4 to 24 with Ferdinand VII. Reviewing the annual figures, we see that the beginning of the coinages of bust currency in 1772 during the reign of Charles III, does not represent an increase in the amounts of currency produced from that year, although it is note an increasing trend in the quantities minted from 7 million in 1735 (year of minimum production with Philip V) up to almost 25 million in 1809 (year of maximum production with Ferdinand VII). However, it is clear that the current rarity of the 8 real of columnar type is far superior to the bust coin, even when compared with the rarer of these, as those of Charles III.

 

As regarding the prices, if we leave separated the issue of the 8 real coins of 1732 and 1733 to discuss later, as we proceeded with the Peninsular coins of 8 real of: Charles III, Charles IV and Ferdinand VII, the more reliable source that we have been able to use, it is price of procurement auctions held in recent years (from 2000 to 2011) already to be coins that appear frequently enough, especially in Spain and in the United States, it is possible to carry out the analysis of correlation and calculation of averages and deviations, quite accurately. It is based on these data and the knowledge of the figures of global amounts of silver minted every year, now available for the mints of: Mexico, Lima and Potosí, for what we have been able to also formulate hypotheses about the annual circulation of these coins for each different type of 8 real coins, kings and mints.

 

In the posts dedicated to the Latin American 8 real of cord we will go realizing the results of this statistical analysis. However, we now anticipate some conclusions as regarding the prices of the columnar 8 real of Mexico, since we are going to proceed with the assessment of several of these coins in this post. In general, we can say that we consider that the rarity of the columnar common coins of 8 real of: Philip V, Ferdinand VI and Charles III, it is very similar, both for the number of copies that appears at auction, as for the price of award that reach them, for a particular conservation. Certainly, the coins of Philip V had greater use than subsequent kings, by its greater antiquity. However, as dealing with, in general, coins minted at a higher pressure and therefore with greater relief, the reality is that the average conservation of auctioned coins is very similar to any of these kings.

 

As for the prices achieved by the 8 columnar real of Mexico, in its different conservations, our conclusion is that the jump of a degree is roughly equal to multiplying by one and half the price of the coin, equal to other factors. So the prices of the common 8 columnar real coins of: Philip V, Ferdinand VII and Charles III, would be: €100 in VG, €200 in F, €300 in VF, €450 in XF and €600 in AU. As regarding the prices of the coins minted in Mexico in 1732 and 1733, it is no longer possible the statistical analysis, since the number of copies auctioned in recent years is very low. Therefore we prefer to indicate our estimation of value for each of the five types of coins minted in recent years and further facilitate the assessments of some catalogues of Spanish coin of very recent edition, and of the last significant auction for this type of coins.

Our estimation of current prices for these types of coins are the following: 1732, €33,000 in AU+, 1733MoF, €15,000 in AU+, 1733MXF, €15,000 in AU+, 1733MXMF, €15,000 in AU+ and 1733MoMF, €5,000 in AU+. In Calicó 2008 the prices of these coins are the following: 1732, €10,000, 1733MoF, €8,000 in VF, 1733MXF, €10,000 in VF, 1733MXF, €15,000 in VF, 1733MoF, €4,200 in VF. And in Peiro 2007 the prices in VF are the following: 1732, €9,000, 1733F, €7,000, 1733MXF, €9.000, 1733MXF €10,000, 1733MoMF €4,000.

In the auction held by Renaissance and Cayón in the collection of Von Schuckmann held at the Hotel Ritz in Madrid on December the 13th, 2001, the coin of 1732 in AU+ had a price for sale of €30,000 including the taxes and the one of 1733MXF, of €5,000 in UNC, with certain oxidations at its edges. In the auction of Ars Clasica held in Zurich on March the 18th, 2002 the output prices of the following coins, were: 1732, €20,000 in UNC with some oxidation, 1733F, €6,000 in UNC with certain oxidations, 1733MXF in VF, €8,000, 1733MoMF, €7,000 in XF. The output prices of the coins auctioned by Cayón in Madrid on February the 4th, 2012, are as follows: 1732 (the same coin of the Von Schuckmann collection), €33,000 in AU, 1733F, €2,500 in VF, 1733MXF, €10,000 in XF with some oxidation and 1733MoMF, €3,000 in VF.

The coin that appears in the figure 138.1 is a medal coined in 1958 in alpaca in the occasion of the first Ibero-American numismatics and medalist exhibition held in Barcelona. The medal reproduced in some of its faces the design of the front of a columnar, in which appears the date of 1758 and as mint the one of Barcelona: BA. On the back is reproduced the one of a 640 Brazil reis coin minted in the Mint of Bahia (B). The coin has the inscription of ANTONIVS RIBOT ME FECIT. The medal has been reddened in its edge to check if it had been minted in silver. The coin, although is not in silver, it has a very attractive design and is one of the first that commemorates a numismatic exhibition in Spain, which is why we think its price in €30 in UNC.

The coin shown in the figure 138.2 is an 8 real coined in Mexico in 1733 in the name of Philip V with Manuel de León and Francisco de la Peña as Assayers. As we have already indicated above, the value of this coin in VF so we believe is €2,400, that we believe that the coin has the status of Very Rare, so its price is eight times the common columnar coins.

The coin is slightly concave shaped if we look at it from its front with the columns of Hercules, due to excess pressure of coinage in the center of the back, which has been produced little impression at that point and an excess of wear for use at the top of the two worlds. The coin has the almost complete PLVS VLTRA inscription, missing only the right side of the R. The final part of the band in which fits in the legend is also complete. On the back there is only wear in the central rosette of the crown. Therefore its value would be €4,400 and its market price something higher by its light not removed patina, €3,000 in VF.

We take the analysis of this coin to indicate our estimation of rarity for the remaining pieces of 1732 and 1733: 1732, of the higher rarity (RRRRR), 32 times the price of the common coins, 1733F, 1733MXF and 1733MXF, extremely rare (RRRR) with a value of 16 times the common coins.

The coin of the figure 138.3 is an 8 real of Philip V coined in Mexico in 1741 with the same previous assayers. This date is valued by Harris 1968 in his work Pillars and Portraits for €40 in F and $75 in VF. Vicent assigns it a price of P4,000 in 1968 and P10,000 in 1978 in F. Calicó sets a reduced price for this coin in 1982 and 1994: P15,000 and P18,000 in VF, while in 2008 he substantially increases this value to €300 in VF. Cayón 1976 valued it to P2,600 in VG, P4,500 in F and P7,500 in VF, while in 1980 and 1998 he fixed a price of P20,000 in VF and P30,000 in VF, not very different from those displayed by Calicó. Meanwhile Aldeón 1984 valued it for P18,000 in VF and Peiro 2007: €180 in VF and 400€ in XF that, we think, is low.

This coin is not cleaned, 75% of the world map is visible, the lions of the shield of the back are complete, it has something of wear in the upper part of the second world, presents wear in the top of the columns, in the central part of the crown and the R of the legend PLVS VLTRA. Therefore, its conservation is VF, with a value and a market price of €300 (€200 in F and €450 in XF).

The coin of the figure 138.4 is an 8 real coined in Mexico by Philip V in 1743 with the same previous assayers (MF). This coin is in XF conservation since the wear does virtually not affect any line of its design details. Thus, the upper part of columns has its practically complete rings. The contours of the continents of both worlds are 90% complete. The rock on the seas has only slight wear in higher turn and the crown only presents a slight wear in the extreme right rosette, while the PLVS VSTRA legend is complete in all its letter. In this degree, its value would be €450, which we will decrease to a market price of €400 to present some flattener in its grafila as a coinage default.

The prices indicated for this coin in Krause 2002 are: $65 in VF, $100 in F, $200 in VF and $400 in XF. We believe that these prices are particularly low for the lower conservations, believing that the degree jumps should be measured to a 1.5 times higher price, rather than 2 times higher as does Krause.

Finally, the coin of the figure 138.5 is identical to the previous one, as well as its degree: XF. Therefore the value of the coin would be €450 in XF, which we will decrease to €400 as market price by reducing approximately 10% by the failure that coinage in its edge in the right upper part of the front. The values of the different subsequent dates to the columnarios of Philip V of Mexico after 1733 are similar, apart from those of 1734 and 1747 which are treated with a slightly higher price.

 

             

 

          

 

Página 3 de 20

Blog de Humor

Banner
Diseñado por:
Jaitek